“Metalmorfosis”, la última obra maestra de Barón Rojo

En 1982 Barón Rojo se encontraba en la cima de su carrera. El grupo de heavy metal español más importante de la historia venía de actuar nada menos que en el Festival de Reading, y de vender miles de discos de su obra maestra “Volumen Brutal. 

Barón Rojo estaba ya preparado para dar el salto definitivo hacia el estrellato, y pasar a la primera división del rock mundial. 

Lo primero que se intentó es buscar un estudio de campanillas para grabar su nueva obra, y se logró la meta al poder grabarlo en los estudios Battery de Londres. De allí habían salido discos de bandas como Def Leppard, Iron Maiden o Tygers Of Pan Tang.

Carolina Cortés, pareja de Sherpa y letrista de la banda, fue la que puso el nombre al disco. Como curiosidad decir que se barajaron nombres como: “Vuelo Nocturno”, “Volando Alto”, “Con Las Venas Abiertas” o “Fumando Hierro”.

Como productores del álbum fueron Mariskal Romero junto al ingeniero de sonido Nigel Green, uno de los mejores profesionales del mundo en materia de grabación en esos momentos. 

Por problemas de minutaje, tuvieron que quedarse fuera los temas “Invulnerable”, y “Herencia Letal”, que posteriormente se incluirían en la versión casete.

El salto definitivo que intentó la banda fue sacarlo en versión inglesa. Debido al infortunio no pudo ser, la empresa Kamaflage con la que se iba a intentar realizar esta versión entro en quiebra y el proyecto quedó en nada. 

En lo musical para muchos es el mejor disco de Barón Rojo con su formación original. Un sonido brutal, adelantado a su tiempo, y un estilo rockero de altos vuelos eran las señas de identidad del disco. 

Temas tan grandes como “Rockero Indomable”, “¿Qué Puedo Hacer?”, “Hiroshima” o “Diosa Razón” son más que suficientes para considerarlo un álbum maravilloso. 

“Tierra de Vándalos” es uno de los mejores cortes del álbum. Una canción muy potente, sin concesiones, totalmente a degüello, de una banda que sabía lo que quería en esos momentos. Con un solo de guitarra de los que hacen historia. 

Por último reseñar una de las mejores baladas de la historia de nuestro rollo: “Siempre Estás Allí”, un sentido homenaje de la banda a todos sus fans. Paradojas de la vida, los hermanos De Castro no querían este tema en el álbum, y tras arduas discusiones Sherpa se salió con la suya y se pudo incluir en el álbum. 

Esta maravilla lanzada en 1983, fue el principio del fin de la formación original de Barón Rojo, la banda ya no con seguiría llegar a estas cotas de perfección musical en sus álbumes venideros. Las rencillas ya se hicieron insoportables y todo acabó como acabó. 

Aun así siempre diremos: Larga vida al Barón!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *