“No Sueñan Fantasmas” (Whisky Caravan) by Elros Alcarin

Creo que nadie tiene duda de la capacidad de la música de transmitir sensaciones y evocar sentimientos. 

Si pienso en Whisky Caravan, pienso en eso. Sentimientos, letras hechas desde el corazón y que por alguna razón especial, me llegan a lo más profundo. 

Pero además del cariño que tengo a la banda, este disco del que vengo a hablaros es más especial si cabe para mí. Fue la última vez que disfruté de la música en directo. Dieciocho de enero del 2020. Whisky Caravan grababa en la sala Joy Eslava de Madrid su disco en directo “No Sueñan Fantasmas”. Además el show se filmaría en video para editarlo también junto al CD en formato DVD. Sin duda para mí, una noche mágica que con el paso del tiempo ha cobrado más significado si cabe. 

Y es que Whisky Caravan es otra de esas bandas que inexplicablemente no está en las emisoras mainstream de nuestro país. Quizá porque no hacen regueton (que me chiva google se escribe reggaeton, me da igual) porque calidad tienen más que de sobra. Además los Caravan hacen un rock con personalidad propia, sin estridencias y que a mi particularmente me parece de muchos quilates y muy “consumible” por un público general, idiotizado por los ritmos con auto-tune. Retomo el párrafo. No entiendo como Whisky Caravan no están en las emisoras de música mainstream. 

Sus tres discos son tres verdaderas joyas. Los conocí a la vez que comencé mi aventura radiofónica en el 2014 con “Donde Ella Duerme”, entraron directamente en mi corazón con “Lo Que Nunca Encontraré”, mi preferido y se consolidaron con esa personalidad que los caracteriza con “La Guerra Contra El Resto” . Los he visto menos veces de las que me gustaría pero os aseguro que son de esos grupos que no defraudan. Y así fue en esa noche del dieciocho de Enero. “No Sueñan Fantasmas” destila el mismo buen gusto y la misma calidad que atesoran sus discos, el mismo mimo por los detalles. El mismo rock melancólico e intimista con el que a mí personalmente, me conquistaron. “Aquí y Ahora”, “La Guerra Contra el Resto”, “Días de Niebla” … una tras otra, evocan recuerdos, tiempos pasados, melodías de esas que se pegan a tus venas y forman parte de tus días, sean de sol o niebla. 

Pero ojo, que mis palabras no os lleven a engaño. Whisky Caravan no hace para nada un rock “soso”.  Tienen, como ya he dicho, mucha personalidad. Fuerza, mucha. Potencia sin estridencias y verdad. Mucha verdad en su música y en sus letras.  Espero que “No Sueñen Fantasmas” te haga apuntar ese nombre, Whisky Caravan y que la próxima vez que pasen por tu ciudad o quieras comprarte un disco decidas invertir en ellos tus dinero. Una inversión en cultura musical.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *