Orange Goblin, el regreso del lobo

Qué bueno es tener de vuelta a una banda tan veterana como Orange Goblin. Nos lanzan a la cara su noveno álbum de estudio llamado “The Wolf Bites Back”, un disco más variado de lo habitual, eso sí, sin perder un ápice del sello de la banda.

Como punto de partida debemos destacar la gran producción llevada a cabo por Jaime Gómez Arellano (Ghost, Cathedral, Paradise Lost) que ha sabido dotar a este puñado de canciones de la contundencia necesaria para que todo suene en su sitio.

Resaltamos también la colaboración en un par de temas del ex guitarrista de Motörhead, Phil Campbell que ha aportado ese grado de experiencia innata que tiene; con él Orange Goblin ha subido otro nivel.

Al principio de la reseña comentábamos que es un disco variado, la razón es muy sencilla, la banda ha sabido impregnar en  los cortes del álbum de los variados gustos de cada componente en lo que se refiere a géneros musicales. Su base sigue siendo ese stoner-sludge- doomtan potente pero con incrustaciones punk, hardcore y metal. Toda una amalgama de fieros sonidos que hacen de este disco un disfrute para los amantes de los sonidos distorsionados.

Temazos como “Suicide Division”, la que da título al disco o la gran “The Stranger” dan buena cuenta de la calidad que atesora la banda.

Por último me quedaré con el tema que cierra el álbum “Zeitgeist”, en donde la formación te deja con las patas arriba y con ganas de más.

Buen regreso de los británicos; ellos son la prueba que tener una formación estable a lo largo de los años es garantía como poco de realizar buenos discos.

Sello: Candlelight

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *