“Stargazer”, la magia hecha canción

Hay canciones que están tocadas por una varita mágica. Son tan grandes y perfectas que a veces nos parece increíble que hayan podido ser hechas por personas como tú y como yo. Pero realmente no son personas normales, son genios, que muestran sus capacidades desarrollándolas por las notas de una canción que muchas veces se torna inmortal.

Estamos ante una de esas maravillas que ocurren pocas veces en la vida: “Stargazer” de Rainbow.

Tema perteneciente al álbum “Rising”, lanzado el 17 de mayo de 1976 y que supondría el espaldarazo definitivo de la banda formada por Blackmore, Cozy Powell, Ronnie James Dio, Jimmy Bain y Tony Carey hacia el estrellato sin más.

“Stargazer” trata sobre la historia de un mago obsesionado con poder volar, y esclaviza a un vasto número de personas para que le construya una torre y así poder lanzarse desde ella y poder volar, todo desde el punto de vista de un esclavo del antiguo Egipto.

Una historia contada con tintes épicos con resultado funesto para el mago enloquecido. La banda utilizó sus mejores armas para construir un relato convincente, que fuera unido a fuego a la música desarrollada por ellos mismos.

El comienzo es de los mejores que se recuerda en la historia del rock. El grandísimo Cozy Powell, realiza un solo de batería  que da paso a la grandilocuencia de Blackmore y Dio.

La interpretación de Dio es de las que marcan época. Canta como si le fuera la vida en ello, relatando esa historia tan triste y angustiosa de esclavitud y desesperanza. Nadie en la historia ha sido capaz de hacer sombra Dio a la hora de declamar un tema. El pequeño gran hombre era un derroche de voz y de sentimiento; un superdotado de la voz y del espectáculo.

Blackmore por su parte se marca uno de los mejores solos de su carrera, acompañado por la orquesta filarmónica de Munich, creando una atmósfera más grandiosa si cabe. Blackmore combinaba su amor por la música clásica, el neoclasicismo y los sonidos orientales para crear una canción realmente inigualable.

Toda la crítica coincidió en la épica tan increíble que desarrolló el grupo en la creación e interpretación del tema, y se le considera una de las obras magnas de la banda.

Una canción solo al alcance de genios sin parangón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *