Steven Wilson cae en los brazos de la melodía

El genio sigue haciendo genialidades. Es cierto que sus fans más prog no estarán muy contentos con la deriva que ha tomado la obra de Steven Wilson, pero es lo que hay, los artistas evolucionan, cambian o simplemente exploran terrenos que les hace ganar adeptos por un lado, y perder otros irremediablemente.
Este viraje más pop, melódico, etc… en la obra de Wilson ya lo empezamos a vislumbrar en su gran álbum “Hand.Cannot.Erase” (2015), en donde el músico británico daba rienda suelta al mundo onírico y melódico que llevaba dentro, y ha querido seguir por esta senda en este nuevo trabajo.
El propio Steven Wilson, en multitud de entrevistas ha dado ha conocer sus influencias, que arrancan del rock más progresivo coronado por King Crimson, Pink Floyd etc… hasta llegar a las sonoridades pop de ABBA o Björk. Es lo que hay, llamarse a engaño es inútil, es un artista inquieto, que huye de etiquetas que le puedan hacer sentir secuestrado en su propia música.
En lo que respecta al álbum, “To The Bone”, es una vuelta de tuerca más, como decimos, en este arrebato melódico del artista inglés. Dentro del tamiz soft de esta música que nos presenta, todos los temas huelen a pop británico, salpicado con alguna sonoridad rock, e incluso con toques algo psicodélicos. Toda la armada pop inglesa está presente, desde Peter Gabriel, OMD, e incluso la época más poppy de Mike Olfield.
La obra encierra temas muy buenos como “Pariah“, en donde participa la vocalista israelí Ninet Tayeb, dándole un toque aún más preciosista al asunto. Aires retro también nos encontraremos en “Refuge“, con mucho teclado presente en los pasajes del corte. Otro tema de gran altura es “Song Of I“, donde se nos muestra brillante y sin cortapisas.
Por último me quedaré con el primer single del disco “Permanating”, donde todo suena muy desenfadado, o el corte de casi 10 minutos de duración, que casi cierra el disco “Denotation“, en donde se pueden ver algunos reflejos prog.
Poco más que añadir, a día de hoy, en 2017, esto es Steven Wilson; lo tomas o lo dejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *