“The Abyss” (Totengott), una mirada desde dentro

Jose Mora miembro destacado de Totengott nos disecciona desde dentro su nuevo álbum “The Abyss”:

Antes de empezar tenemos que destacar que, aunque nosotros mismos entendemos nuestro nuevo disco “TheAbyss” como una evolución natural de “Doppelgänger”, el grueso del disco estaba ya compuesto cuando nuestro disco debut fue editado. Sin embargo, y aunque es cierto que el material tiene un nexo común con el de “Doppelgänger”, creemos que “The Abyss” es más ambicioso, un tanto más experimental y, desde nuestro punto de vista, las partes densas son más densas, las “metaleras” son más “metaleras”, las ambientales más ambientales, y el enfoque general es más épico y grandilocuente. 

La grabación tuvo lugar en varias sesiones en los New Farm Studios en Grado (Asturias) y el estudio casero de Chou entre Agosto y Diciembre del 2018. Chou lo mezcló en Diciembre en unas jornadas maratonianas, y James Plotkin le dio el toque final en forma de máster a principios de 2019. Aunque fue mezclado y masterizado con menos tiempo que el primer disco, creemos que suena bastante mejor y que la interpretación es, en líneas generales, más rica y variada. Los buenos comentarios que estamos recibiendo acerca del álbum como tal y acerca de su sonido en particular, nos enorgullecen mucho ya que hay mucho “do it yourself” en él.

Entrando ya en materia, desde el primer momento tuvimos claro que “Ceremony I: Sic Transit Gloria MundI” era el tema destinado a abrir el disco. Es un tema que, aunque comienza muy ambiental y melódico a su manera, la atmósfera de oscuridad y maldad contenida en los arpegios y orquestaciones durante los primeros minutos suponen un punto de vista un poco alejado de lo que hicimos en el primer disco. Esa maldad contenida quisimos que estallase en un hipnótico riff pesadísimo, que junto a la primitiva y reiterativa línea vocal le da un poco de carácter de “mantra” ritualístico. Una vez acabada, le vimos un cierto aire a la época vikinga de Bathory. Para nosotros, es una forma de poner a prueba la capacidad de sorpresa y los subwoofers del equipo de sonido del oyente desde el primer corte. Comentar que, en este tema, aparte de cantar los tres componentes de Totengott cada uno en su registro, tiene también las dos primeras colaboraciones del disco, Marija Krstevska (Drioma) ayudó a crear el coro en la primera mitad del tema, mientras que Balc (Balmog, Ovakner) lleva el peso de las voces principales cuando el tema está en su clímax. Desde nuestro punto de vista, tiene un componente “cinematográfico” que nos tiene dando vueltas a la posibilidad de hacer un videoclip para él, aunque sea todo lo contrario a lo que debería ser un single al uso. El tiempo dirá.

Ceremony II: The Way of Sin” fue el tema de Adelanto de “The Abyss” por una razón muy obvia, es el único que por estilo y minutaje encajaba como carta de presentación para un disco. Con esta canción quisimos hacer un tema directo a la cabeza, muy death metalero, sin experimentos ni grandes arreglos, con muchos riffs, doble bombo y tupatupa, pero también con un cierto “Groove” y un ritmillo perfecto para los más “headbangers”. Le han sacado influencias variadas dentro del espectro death metal europeo: Benediction, Gorefest, Celtic Frost, Napalm death, Bolt Thrower, Atrocity… de todo un poco. A nosotros nos suena a los Totengott más concisos y efectistas 😊. En directo funciona como un tiro.

El tercer corte del disco es una pieza de más de trece minutos de duración, The Spell. Es el tema más “doom” del álbum, al que más vueltas le dimos y el que más formas tuvo antes de grabar la versión definitiva, siendo re-escrita, re-arreglada y re-concebida en el local de ensayo y en las demos caseras al menos diez veces durante meses. Por suerte, en la versión de estudio conseguimos plasmar las sensaciones de pesadez y oscuridad que buscábamos y quedamos muy contentos con su forma final. Tiene partes muy ambientales y drone, la intro parece grabada directamente desde el “black lodge” de Twin Peaks, y el riff principal, con las guitarras octavadas, es uno de los más demoledores de nuestra carrera. En este tema tenemos la que para muchos es la colaboración estrella del disco: Kam Lee, vocalista de Massacre y los primeros Death / Mantas, y uno de los pioneros absolutos del gutural o “death grunt”. Fue además una colaboración muy espontánea, con ofrecimiento por su parte tras oír nuestro primer disco y grabada muy rápidamente. Quedó muy “old school”. Obviamente nos hizo mucha ilusión tenerle en el disco.

Y llegamos al que para nosotros es el tema clave del disco y el que, a la postre, define más fidedignamente lo que somos Totengott y a dónde queremos ir. “Doppelgänger II: The Abyss”, de más de 22 minutos de duración, supone la cara B completa de “The Abyss” y no es un tema sencillo de definir, especialmente para nosotros. El efecto de las gravísimas guitarras (afinadas en Mi, en “el otro Mi”, el de la afinación de bajo, no el estándar), las oscurísimas orquestaciones, a base de cuerdas, vientos gravísimos y percusiones, los juegos de voces, la asfixiante sensación de desgarro emocional en la parte interpretativa, las escalas e intervalos de ascendencia arábiga, la grandilocuencia y epicidad en ciertos tramos, las partes que rozan la psicodelia extrema, los elementos sludge, la estructura en forma de “suite”… Para algún oyente será un tema un tanto excesivoen forma y fondo, pero para nosotros es probablemente nuestro “culmen” compositivo en estos momentos y una pieza imprescindible en nuestro directo. Pese a su longitud, no dejamos de tocarla nunca, ya que las reacciones del respetable son siempre dignas de ser observadas. Nunca deja indiferente. Nuestra recomendación es que, mas allá de lo que podamos opinar o como la podamos definir, le peguéis una escucha si no lo habéis hecho aún y saquéis vuestras propias conclusiones al respecto. Estáis invitados a mirar fijamente al abismo. Igual el abismo os devuelve la mirada y mira dentro de vosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *