Antonio Maestre: “Es difícil comprender la música en sentido estricto sin su capacidad de compromiso”

Entrevistamos al periodista y escritor Antonio Maestre. Conversamos sobre su último libro, gustos musicales y cinéfilos:

Antes justo del confinamiento terminé de leer tu libro “Franquismo S.A.”, enhorabuena por él. ¿Por qué decidiste escribir un libro así?

En las presentaciones siempre he contado que nace de una inquietud intelectual. La historia ha sido una de mis debilidades, y creo que faltaba una obra didáctica, accesible, pero rigurosa sobre el papel de las empresas en el franquismo. La literatura sobre el colaboracionismo empresarial en el periódo nazi es muy extensa, pero sin embargo por nuestra construcción de la democracia en la transición es algo que se ha dejado de lado. Pensé que había un vacío que podía ocupar con mi trabajo. 

¿Qué ha sido lo más complicado de realizarlo?

Compaginar la investigación con mi trabajo diario. Quien haaya leído el libro ha podido comprobar que es una investigación muy rigurosa y con una documentación muy meticulosa. No es fácil escribir cada semana tres artículos, realizar colaboraciones televisivas y centrarte en un trabajo como la investigación histórica. Al menos no es fácil para mí, habrá quien tenga más facilidad para pasar de la espuma al detalle sin problema. Yo necesito tiempo para concentrarme, y tiempo nunca hay.

¿Has sufrido amenazas o presiones por su publicación?

Solo sufrí una amenaza querellante. Pero fue antes de la publicación del libro, una hija de Enrique Marsans mandó un mail amenazante porque había explicado en televisión cómo los Franco se hicieron con la finca de Hermanos Becquer y el papel de los Marsans en esa adquisición, le molestó, mi manera de proceder fue incluir toda la historia en el libro. Hasta el mail que mandó.

El libro es aterrador, todo un engranaje industrial, bancario y comercial al servicio del fascismo en nuestro país, ¿cómo fue posible todo esto?

En el libro explico cómo Franco dijo en un discurso tras la guerra: “nuestra guerra es la única en la que los ricos que fueron a la guerra salieron más ricos de ella”. Dieron el golpe para mantener unos privilegios puestos en cuestión durante la Segunda República, y eso que fue una república burguesa poco ambiciosa en materia económica, pero la derecha española no cede nada, nunca, y cualquier paso adelante lo ve como una traición inaceptable. La mayoría de los empresarios y burgueses se adhirieron de manera fervorosa al golpe como una oportunidad de negocio. Durante la dictadura se hiceron inmensamente ricos y la transición no puso en cuestión nada de lo que lograron mediante el robo, el expolio, la represión y el crimen. 

¿Tanto nos engañaron con la Transición?

La Transición fue un periódo histórico en el que se hizo lo que se pudo. No sería justo valorarlo como unos censores, pero los hechos fueron los que fueron, y la democracia resultante permitió que los privilegios de los vencedores permanecieran inalterados. 

¿Qué soluciones puedes dar para liberar a España de ese pasado tan negro?

No hay otra forma que empezar a construir una sociedad con una cultura democrática que respete a las víctimas del franquismo y haga hegemónico la reparación como uno de los elementos troncales de la democracia. Una aplicación estricta de los procesos de memoria que se hicieron en otros países, que sin ser modélicos, son mucho más ambiciosos que los que nos hemos otorgado en España. No es tolerables que un torturador franquista muera sin ser juzgado y con las medallas en su pecho. 

¿Consideras a nuestro país, un Estado democrático, o hay zonas oscuras que lo desvirtúan?

Nuestro país es un estado democrático pleno. Pero como todo tiene cosas que mejorar y lagunas propias de la conformación de nuestra sociedad tras el final de la dictadura. Ha habido áreas de nuestras instituciones que se han democratizado mucho más lentamente. En la judicatura, en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado estamos en una situación más retrasada que en otras áreas. Además, nuestra derecha es la más retrógrada de todos los países de nuestro entorno, porque tiene un gen filofascista por sus orígenes que en otros países es antifascista. Eso nos hace avanzar mucho más lentamente. 

Una receta para luchar contra el fascismo. 

Piazza Loreto, 1945. 

Te paso ahora el cuestionario que estamos haciendo para saber de los gustos musicales y de cine de nuestros invitados: 

En estos días tan difíciles de la pandemia, ¿qué disco no para de sonar en tu casa, y por qué?

Suelo escuchar listas mezcladas. No suelo ponerme discos completos, ahora con Spotify tengo mis selecciones. Sobre todo he escuchado a Leonard Cohen, Cody Jinks, Jacob Banks, Michael Kiwanuka, Nina Simone, Bill Withers, música clásica. Necesito escuchar música para trabajar y necesito que sea más bien melódica. 

¿Qué es para ti la música?

Una evasión y un lugar de cuidados. La necesito para relajarme y crearme ambientes cuidados. 

¿Cuál es tu primer recuerdo asociado a la música?

Mis discos de Roxette y Michael Jackson en un tocadiscos malísimo que tenía en casa. 

¿Qué género musical te gusta más y por qué?

El soul y el blues. Consigo emocionarme escuchando esas voces profundas y ese talento innato. Escuchar la voz de Joe Simon, Nina Simone o Paul Robeson, o la guitarra de Robert Johnson. Es que es otro nivel. 

¿Cuál fue el concierto del que guardas un recuerdo imborrable?

Pues un momento de diversión festivalera que me hicieron pasar Love of Lesbian en Murcia. Recuerdo aquel concierto como la diversión en sentido puro. Si tengo que pensar en algún momento en que me lo pasé bien fue ese día con mis amigos que vinieron a verme de Madrid y nos reimos, bailamos y cantamos como nunca. Placer, nada más. 

¿Crees que la música es un vehículo adecuado para reivindicar derechos sociales?

Es difícil comprender la música en sentido estricto sin su capacidad de compromiso. De hecho me cuesta empatizar con quien no la usa para posicionarse.

¿Cómo crees que tendría que enseñarse la música en las escuelas de nuestro país?

No tengo una opinión formada sobre ese tema. No había pensado en eso hasta esta pregunta. 

Pasemos al cine, ¿qué película tienes grabada a fuego en tu mente y por qué?

El sirviente, de Joseph Losey. Porque es una obra de arte del cine que retrata el conflicto de clase con una maestría que pocos han logrado antes. Además viniendo de un director que tuvo que huir de EEUU por la caza de brujas. Y Pride, qué película. 

¿Cuál es el primer recuerdo que tienes asociado al cine?

Los VHS de mi madre. Solo tenía dos o tres películas y me ponía una y otra vez siete novias para siete hermanos

¿Qué género dentro del cine te gusta más?

El drama. Las películas con contenido de denuncia social. Ken Loach, Costa Gavras. El cine documental también está entre mis preferencias. Chris Marker es imprescindible. Aunque ahora como casi todos soy un consumidor compulsivo de series. Y nada superará a The Wire

Un film sin el que no podrías vivir…

Para eso me quedo con el cine de Billy Wilder. 

¿Cuáles son los actores/actrices que admiras más?

Paul Robeson, aunque el cine sea secundario en su tremenda vida. Y Julianne Moore. Es que es Julianne Moore.

La cultura en general está muy inquieta por su futuro tras esta crisis, ¿qué crees que hay que hacer para ayudarla?

No dispongo del conocimiento necesario para proponer medidas específicas que sean necesarias para el mundo de la cultura. Pero es imprescindible tomar cuantas medidas sean necesarias para que una de los elementos que nos hacen humanos no desaparezca. 

¿Qué película le dedicarías a tu peor enemigo?

La chinoise, de Godard. Y le mando un recuerdo a Pedro Vallín. E Inland Empire de David Lynch. De hecho a mi peor enemigo le pondría la filmografía de Lynch sin parar exceptuando “Una historia verdadera”, que es la única buena. De hecho me extraña que no usen el cine de Lynch en Guantanamo. 

¿Qué película crees que le vendría como anillo al dedo a esta crisis que vivimos?

Sorry We Missed You de Ken Loach. Mientras la pandemia nos ha azotado protagonistas como Ricky han estado en segundo plano acentuando esos problemas que ya tenían antes. 

Un deseo… 

Que en esta crisis los más vulnerables dejen de sufrir tanto. Que no nos olvidemos de ellos.

¿Recomendarás Mautorland a tus amistades?

Depende cómo me tratéis. Cuando lo publiquéis veremos. 😉

5 Replies to “Antonio Maestre: “Es difícil comprender la música en sentido estricto sin su capacidad de compromiso””

  1. Avatar
    Buddy

    Sí, todo el mundo sabe que la música de Iron Maiden, Bach o Chimo Bayo, por poner tres ejemplos diferentes, son difíciles de comprender si su compromiso. Qué CHORRADA del amigo Maestre. Y eso después de decir que para él la música es un modo de evadirse. La peña que lo ve todo bajo su prisma ideológico me parece la mayor fanática del mundo.

  2. Avatar
    José angel

    Antonio maestre…tanto que critica el fascismo….y luego el demuestra en todo lo que dice ser un sectario de tomo y lomo…que se mire un poco al espejo….y dejé de criticar que está el guapo para hablar de totalitarismo..

  3. Avatar
    Xavier

    Antonio Maestre: “Es difícil comprender la música en sentido estricto sin su capacidad de compromiso”

    Lo es para Antonio Maestre.
    Quizá muchas cosas le sean de difícil comprensión.

    Quizá necesita que la música sea una herramienta más para verle sentido. Utilitaria.
    Afortunadamente el verdadero arte no se deja encorsetar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *