Arlo: “Solo queremos hacer música”

e

Arlo son la demostración de la buena música que se hace en nuestro país. Hablamos con ellos para que nos dijeran los entresijos de su nuevo álbum “Música fuera de tiempo”.

Para quién nos os conozca, habladnos de los comienzos de Arlo…

Hey hola!! En Arlo confluye gente diversa, de diferentes historias y también de diferentes generaciones. La cosa comenzó con Quim (Bajo), Jaume (Batería) y yo, Xavi (Voz y guitarra), que nos encontramos en un proyecto creado con Josep Ramon Jové, un activista cultural y musical de nuestra ciudad (Lleida), para hacer un disco de canciones de Neil Young con las letras adaptadas por él. Se llamó Crazy Notes, los tres veníamos de otras formaciones con más o menos carretera y discos como fueron Primavera Negra, Rosas Rojas o Smoking Blues. La banda se consolidó, hicimos bolos y otro disco de canciones propias y cuando se terminó los tres seguimos acompañando a otros músicos y empezamos a montar otras canciones. Llamamos a Didac, que ya había tocado en los directos de Crazy Notes y nos liamos con las dos baterías y percusiones, y decidimos llamarnos Arlo (como el hijo de Woody Guthrie), más tarde llegó David, el guitarrista ideal para Arlo, y nos pusimos a grabar el primer disco. Aunque seguíamos buscando una pieza más, un Hammond, nos hacía mucha ilusión poder completar la banda con ese sonidazo del Hammond, pero no era fácil encontrar al músico que hablara nuestro mismo lenguaje musical y quisiera entrar en una banda en el sentido más conceptual de banda, un grupo unido y con un mismo feeling. Cuando empezamos a montar este segundo disco, Música fuera de tiempo, llegó Neil, que no solo toca el Hammond sino también el Rhodes, sintes, lapsteel, guitarras y voces, un gran fichaje! Y aquí estamos…

¿Cómo definiríais vuestra música?

Nunca resulta fácil definir la música de alguien, y aún menos la tuya, pero entiendo que es necesario para situarse, así que yo diría que hacemos básicamente Rock and Roll, de raíz e influencia claramente americana, pero también abierta a otros estilos como el folk. Venimos de Guthrie, Dylan, Young, Stones y Petty, pero también nos emociona Wilco, Ben Harper, Ryan Adams, o Josele Santiago (Los Enemigos), José Ignacio Lapido (091), M-Clan… también hemos bebido de estas fuentes y estamos encantados, así que te puedes hacer una idea de por donde va la cosa…

¿Qué aspiráis a conseguir en este duro mundo de la industria musical?

Aspirar aspirar… en lo que a la industria musical se refiere creo que a nada de lo que representa, sinceramente, ni nos gusta ni tenemos nada en común. Solo queremos hacer música, grabar, producir, ayudar, hacer canciones y disfrutarlas, poder seguir subiendo a los escenarios y hacer disfrutar a la gente que quiera y pueda escucharnos, y si además somos capaces de emocionar y trasmitir lo que sentimos seremos los tíos más felices del universo. Toda la vida hemos currado y hecho música, se trata de hacerlo y disfrutarlo como cualquier otro trabajo, sencillo y humilde.

¿Cómo es vuestro método de composición?

Hasta ahora ha sido un trabajo en grupo, como en la vieja escuela, a partir de una idea de canción cada músico aporta su parte creativa, y así vamos desarrollando la canción, vamos grabando todos los ensayos y cuando creemos que ya tenemos suficientes temas listos para escoger nos ponemos a grabar el disco, sin prisa y sin pausa, solo en el momento en qué estamos convencidos.

Nuevo álbum llamado “Música fuera de tiempo”, ¿por qué un título así?

Es un álbum conceptual, claro que también de canciones, pero hay una idea vertebral en el disco, las letras tienen una temática común, los desarrollos de las canciones y lo sonidos también, así que el título tenia que resumir todo eso. Regresamos una vez más a la generación Beat, outsiders, freaks culturales, música intemporal y atemporal, fantasmas y licántropos rebeldes… damos nuestra visión, obviamente, pero desde otra perspectiva, todo esta demasiado estandarizado hoy en día, aunque nos lo vendan como auténtico somos esclavos del mercado y el capitalismo caníbal… así que sí, Música fuera de tiempo.

Canción muy conseguida “Lo que queda del huracán”, habladnos del sentido del tema y de su composición…

Oh gracias! La verdad es que empezó siendo un tema acústico, rollo folk, pero con la banda no terminaba de funcionar, así que lo cogimos la eléctrica y le dimos otra onda y fue cambiando hasta quedar como está en el disco, la estructura es la misma pero los diferentes sonidos y matices nos dieron otra textura. La letra habla del fracaso, pero no como algo negativo sino muy al contrario, algo que nos enseña y de lo que hay aprender, levantarse de nuevo para hacerlo mejor. De revoluciones perdidas, de ruinas sobre las que reconstruir…. la escribí pensado en el 15 M, por eso el estribillo hace referencia a la gente que acampó en Sol (Madrid), hay quien me dice que es una letra triste pero para mi es todo el contrario…

Os encontráis muy unidos a la música folk-rock de raíz norteamericana, ¿por qué os habéis acercado a este estilo musical? ¿Qué encontráis en él que no tengan otros?

No es nada premeditado, es lo que hemos mamado desde pequeños, son los disco que había en casa y unos te llevan a otros… y luego vas dando tumbos pensando que lo se lleva en el momento es lo que mola… y te das cuenta que no, que hay que volver siempre a las fuentes originales para no ser una copia de la fotocopia… Cuando pones esos discos estas bebiendo la esencia de algo irrepetible, de algo con una magia única y especial. No sé como explicarme mejor, así que os recomiendo un libro fantástico de Italo Calvino titulado “Por qué leer los clásicos”, tal vez si la música no logra explicarse él lo hará… jajaja!

Un álbum determinante en vuestra carrera, que haya influido vuestras vidas y por qué…

Uffff… hay tantos, y además cada uno te diría el suyo… Creo que Neil Young fue determinante porque su música hizo que nos encontráramos, de algún modo nos unió, nos puso en un camino que todos tuvimos claro y eso es lo más importante, saber a dónde vas… Para mi personalmente hubo un disco de Neil Young determinante en toda mi música: Rust Never Sleeps. Cuando tenía once años pedí de regalo el día de Reyes un disco de los Stones, tenía uno y estaba sediento de más.. pero uno de mis hermanos, al que le tocaba mi regalo era un fanático de los Beatles y se negó en redondo a comprar un disco de los Stones (menuda gilipollez…jejeje..) y me regaló el Rust Never Sleeps, al principio me cabreé bastante pero en cuanto se me pasó y lo puse en el plato fue un auténtico fostión en mi cabeza, aquello me puso en un viaje sideral, me quede tan enganchado que aún hoy me dura… jajaja!!!

Un deseo…

Salud, mucha salud para todos, lo demás es irrelevante…

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar la música de Arlo?

Bueno… por todo lo explicado.. jajaja!! Bromas aparte, por qué encontrarán un buen puñado de canciones, un montón de emociones y Rock and Roll sincero y directo, sin plástico ni purpurina, y sobre todo por qué no tienen nada que perder y mucho a disfrutar si les gusta…

Gracias y salud!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *