Bandas del Primavera Pro: Entrevista con Sistemas Inestables

Entrevistamos a la banda chilena, Sistemas Inestables, que estará en la próxima edición del Primavera Pro:

Queremos saber de vosotros, habladnos de los comienzos de la banda…

M: Con Javier veníamos siendo compañeros en un proyecto musical anterior que naturalmente llegó a su fin, pero ambos nos rehusamos a dejar de tocar y decidimos crear un proyecto nuevo a partir de algunas ideas que compartíamos, aprovechando la energía que habíamos generado. En ese momento apareció José Tomás, que venía del mundo de la música incidental y después de un año de experimentaciones nació S/I.

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música?

J: Siempre hemos tenido muchas inquietudes con respecto al “estandarizado” formato del mundo de la música y que en realidad a nosotros nunca nos ha hecho mucho sentido, y desde aquí nace nuestro deseo de comunicar y entregar una propuesta que, al menos para nosotros, es distinta; no solo en lo musical si no en la forma de hacer las cosas desde nuestra puesta en escena hasta la forma de producción.

No hacemos esto por dinero, si no que la finalidad es plantear un montón de preguntas que deconstruyan el imaginario musical, y nuevamente lo menciono, “estandarizado”, sin dejar de intentar de que el espectador pueda disfrutar, bailar o simplemente emocionarse con nuestra música.

Por ejemplo, desde la producción de los escenarios en los showcase de Primavera Pro y Primavera Sound, hemos tenido ciertas problemáticas relacionadas a que en la producción quieren mantener un formato de escenario “standard” (Batería en medio atrás sobre una tarima, vocalista enfrente, guitarras a los lados, etc.), y ya que se genere este cuestionamiento desde nuestra disposición escénica, cumple de cierta forma nuestro objetivo de cuestionarse cómo funciona el “mundo de la música”.

Finalmente para nosotros la música es un medio de expresión y comunicación, es arte, y en la actualidad se considera en muchos aspectos solo como una forma de entretención, y desde allí parte nuestro primer cuestionamiento.

¿Qué es para vosotros el rock, metal, en definitiva los sonidos distorsionados?

M: Más que denominar la música a partir del supuesto “estilo” al que “pertenecen”, nos acomoda mucho más hablar de los sonidos distorsionados, como ustedes dicen; o el ruido propiamente tal.

El ruido es muy importante para nosotros, es el caos, el desorden de donde emerge el orden. El mundo surge de la tensión entre el caos y el orden, y el ruido es el estado natural del sonido, es el caos antes del orden, que vendría siendo la música. Nos acomoda habitar esta tensión, apropiarnos de ella y aportar con nuestras capacidades humanas para construir un paisaje de ella.

¿Cómo es la manera de componer en vuestra formación?

M: nuestras composiciones generalmente nacen de una célula; un momento de sincronía en medio del caos de la improvisación sonora que nos pareció que sonaba bien, que funcionaba como un sistema en sí mismo. Luego de rescatarlo, mediante repetición y variación, agregando capas y diseccionando, lo hacemos crecer en todos los sentidos guiando su desarrollo, pero siempre intentando no meter demasiado las manos para que no se pierda esa primera voluntad musical que en realidad es superior a nosotros, al igual que un organismo vivo con su propia voluntad de ser; en Chile decimos “no le pidai’ peras al olmo” que significa que cuando reconoces que algo es esencialmente algo, no le puedes pedir que sea otra cosa que aquello que ya sabesque es. Creemos que la música es algo mucho más grande que nosotros y que nosotros somos una suerte de médiums que la canalizan. Siempre he tenido la sensación de que cada composición es una suerte de Leviatán inconmensurable que pasa a través de nosotros poseyéndonos durante un breve lapso de tiempo; 5, 8, 10 minutos o lo que sea que dure cada composición.

¿Qué queréis expresar con vuestra música?

M: En realidad no lo hemos pensado demasiado, solo queremos sentirla, queremos sentir haciéndola. S/I no nació de una necesidad racional de expresar nada específico, es más bien un ejercicio espiritual en donde nos podemos fundir y despersonalizar y olvidar nuestras humanidades por un momento e invitar a quienes nos escuchan a hacer lo mismo. El hecho de que no existan voces en nuestra música es parte de esta moción, queremos que S/I sea una experiencia profunda en donde no prime la racionalidad del lenguaje por sobre la emoción o la corporalidad, que las ideas y las sensaciones sean abiertas y que S/I se convierta en un vehículo distinto para cada individuo que se ponga a escuchar. Habiendo dicho lo anterior, sentimos que de todas maneras, y aunque nosotros no lo busquemos, S/I es una inevitable expresión abstracta de la experiencia del mundo, es una matriz de información libre que no nos interesa controlar del todo, por lo demás estamos recién entendiendo lo que estamos haciendo y tenemos pocas certezas por el momento.

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones.

M, J, JT: Hay muchas referencias, varias que ni siquiera pertenecen a lo musical, pero Battles y Tortoise podrían ser referentes por la organización de sus composiciones y esa libertad sonora que han cultivado en sus proyectos.

Habladnos de vuestro actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?

M: Estamos muy contentos con ‘O’, es lo que hemos estado tocando este último tiempo y lo que vamos a tocar en Primavera Pro. Fue un disco bien impulsivo que, si bien existió un cuidado obsesivo en su composición, lo sentimos bastante bruto en su primer gesto, imagínense que surgió de la colisión de 3 imaginarios distintos en un tiempo no muy extenso; es la explosión que dejamos tras el proceso de conocernos y compenetrarnos como músicos.

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…

M, J, JT: Esto es una mentira porque es imposible nombrar solo tres, pero bueno:

‘Artaud’ – Pescado Rabioso

‘Laughing Stock’ – Talk Talk

‘The Downward Spiral’ – NIN

Vais a actuar en el próximo Primavera Pro, ¿qué esperáis de esta experiencia?

JT: Que lo técnico funcione sin inconvenientes (20 minutos para armar nuestro set sin prueba de sonido va a ser un desafío).

En realidad fuera de bromas, esperamos lo mismo que en cada uno de nuestros shows; que los espectadores; ya sean pertenecientes a la industria musical o público general, conecten con nuestra música y nuestro trabajo.

¿Cómo se dio la posibilidad de actuar en el festival?

J: En Chile actualmente hay un gran avance en relación al apoyo y desarrollo que proviene desde entidades gubernamentales para la industria de la música. El “Ministerio des las Culturas, las Artes y el patrimonio”, “Prochile”, entre otras, han identificado la necesidad y el aporte que tienen las industrias creativas en el país, esto se ha visto reflejado en varios programas de apoyo e incentivos para facilitar la participación y exportación de artistas a diferentes países no solo en ferias y festivales establecidos, también en diferentes instancias que los artistas requieran. A raíz de estas redes y programas de apoyo y bajo la gestión de nuestro sello LeRockPsicophonique (Lerock.cl) pudimos aplicar a la convocatoria de showcase de la feria y por ende en el festival.

¿Qué opináis de las bandas tributo?

M, J, JT: Están malgastando recursos en todos los sentidos posibles.

Un deseo…

M, J, JT: Mucha cerveza, calçots y pan con tomate.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?

M, J, JT: Porque vale la pena fundirse con un enorme Leviatán de vez en cuando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *