Eme DJ: “No tengo nada de rockstar”

Tuvimos el placer de conversar con una de las mejores dj’s de este país: Eme DJ. Aquí os dejamos la entrevista:

¿Qué es lo primero que piensas al mirarte al espejo?


Intento no mirarme mucho para no tener que pensar.


¿Cuándo y por qué decidiste dedicarte al mundo de la música?


Desde que nací la música ha formado parte de mi, pero nunca supe que me dedicaría a ella hasta que tuve la oportunidad de dejarlo todo para poder pinchar. Fué con 23 años, curraba en un cine, hacía practicas en una productora audiovisual, pinchaba los fines de semana de forma amateur y de repente me fichan por una agencia para pinchar todas las semanas con un buen sueldo y me mandan al Festival de Benicassim.


Pregunta algo tópica, ¿ha sido difícil al ser mujer entrar en el mundo de lo dj’s?


Es difícil seas mujer o hombre, aunque quizá ahora mismo creo que si eres mujer tienes más posibilidades de conseguir un bolo. Lo más jodido es mantenerse y eso da igual quién seas.


¿Qué es lo que buscas con tus sesiones ante el público?


Complicidad y trascender.

La crítica musical habla de que los dj’s sois los nuevos “rockstars” ¿qué piensas de esto?


Me la suda un poco. No tengo nada de rockstar. Me repele un poco esa actitud.

¿Cuál es la sesión que recuerdas con más cariño y por qué? 

Las que son en Galicia: Fiv, Sonar, Son do Camino, PortAmerica, O Marisquiño… por que suele estar más gente que conozco y no me siento sola.


¿Y la peor?

Prefiero olvidarlas.


Visibilizase el tema de la ansiedad. ¿Crees que hay mucha hipocresía en la sociedad con estos temas?


Mucha no. Muchísima. Aún me sorprende porque da tanto miedo hablar de suicidios de músicos y artistas por depresión en la prensa y medios. Y además, que cuando cancelas un bolo por ansiedad en algún sitio no te suelen volver a llamar.


¿Qué álbum le regalaríais a tu peor enemigo?


Uno mío, claro. Para que no me olvide.


¿Cuáles son tus próximos proyectos?


Me encantaría decirte que pinchar, hacer radio, hacer música, dar clases…. pero lamentablemente no depende solo de mi.

Un deseo… 


Morir joven por todo lo alto.


La tortilla de patatas, ¿con o sin cebolla?


La prefiero sin. Pero me gusta también con.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *