Esclavitud: “Es muy triste ver a un grupo currándoselo en el escenario para un público de 30 o 40 personas”

Nos vamos a las Islas Canarias, en concreto Tenerife, para hablar con una banda que lleva más de 20 años en esto. Se trata de Esclavitud y nos relataron todo lo concerniente a su nuevo álbum “Return To Eden”.

Para quién no os conozca, contadnos vuestros comienzos y cual es vuestro proyecto

¡Nuestros comienzos fueron ya hace más de 20 años! Con lo cual llevamos ya un tiempito en esto. Originalmente empezamos este proyecto Alex y Mauro, guitarra y batería respectivamente, los cuales veníamos de otra banda, y formamos Esclavitud. Con el tiempo y tras una serie de cambios hemos llegado a la actual formación, con Ramón al bajo y Marc como vocalista.
El proyecto siempre ha sido, es y será, simplemente hacer buena música, crecer como músicos en lo individual y como banda en lo colectivo, disfrutar de lo que amamos y lo que nos mueve en todo esto, que es simplemente la música.

Esclavitud ya no es un proyecto propiamente dicho, eso se planteó hace más 20 años, en los inicios. Con tres discos a la espalda, y siendo un referente del metal canario, Esclavitud es una realidad llevada a cabo con el tiempo y la lucha de todos los miembros que han pasado por la banda y los que seguimos ahí al pie del cañón. Actualmente hay pocos grupos, por lo menos en Canarias, que puedan “presumir” de esta longevidad, musicalmente hablando.

¿Cuál fue el motivo por el que decidiste dedicarte a la música?

Como dijimos antes, sobre todo y por encima de todo, nuestro amor por la música. Nos consideramos músicos, para unos mejores y para otros peores… jeje… pero músicos. Siempre hemos dicho que lo más importante en todo esto es la música. Hay veces que vemos comportamientos de gente y de bandas donde parece que lo menos importante es eso y se deja en un último plano, se le presta más importancia a otros aspectos a nuestro entender mas banales, pero para nosotros es todo lo contrario, lo que nos mueve es el disfrutar de este gran arte.

Bueno, antes de nada matizar que no nos dedicamos de forma profesional (hablando de Esclavitud), aunque si nos gusta que nuestros conciertos, o cualquier cosa que atañe a la banda, se trate de esa forma. Sin embargo, Marc si es profesional, ya que vive de sus proyectos individuales como músico fuera de la banda.
Yo, personalmente, creo que decidir ser músico o no, no es una cosa que se haga de la noche a la mañana. Cada cual siente curiosidad por un estilo de música, te atrae un instrumento o un músico en particular, te empiezas a sentir identificado y de repente te ves que has comprado ese instrumento, lo tocas y tienes una banda. Es un proceso natural.

Sois de las Islas Canarias, en concreto Tenerife ¿cómo se vive allí toda la movida rock-metalera? ¿Hay una escena allí?

Si, somos de Tenerife, en concreto la mayoría de los componentes vivimos y residimos en La Laguna.
¿Y como está la escena rock-metalera por aquí…? Bueno, pues creemos que más o menos igual que en península, siempre con el hándicap de esos buenos kilómetros que nos separan en la distancia, lo cual a veces hace muy complicado todo, pero aún así hay bastantes bandas por estas tierras Canarias.
La pena es que no existe un circuito de salas donde tocar en condiciones por ejemplo, y eso si que se echa mucho de menos, siendo algo tan vital tanto para las bandas como para los fans. Si es verdad también que hoy en día toca vivir tiempos difíciles, y eso creemos que no sólo es aquí en Canarias, sobre todo en el sentido de que cada vez menos gente va a los conciertos, y hay como una desidia bastante grande y preocupante en ese sentido. Parece que hoy la mayoría sólo vive en sus tronos acomodados en las redes sociales, y por ahí hacen su vida virtual, por decirlo de alguna manera, y cada vez se ve menos gente en los conciertos de las bandas. Sinceramente creemos que ese es el mayor problema hoy por hoy en la escena de la música.

No sabemos cuál es la razón de el por qué la gente ha abandonado el acudir a las salas a ver a esta o a aquella banda. Ahora parece que sólo importan los grandes festivales, que están muy bien, todo hay que decirlo, pero la escena rock-metalera debe vivir todo el año. Es muy triste ver a un grupo currándoselo en el escenario para un público de 30 o 40 personas. Algo falla.

¿Cuáles son vuestras principales influencias musicales?

Buffff… difíciles de enumerar… jeje… Tenemos muchísimos nexos de unión entre los componentes de la banda, pero al mismo tiempo cada uno tiene sus gustos personales, y eso es algo que enriquece bastante a la hora de componer y crear. ¿Nombres? Pues digamos que desde AC/DC, Led Zepelin, Deep Purple, Yes, Genesis, Supertram, Rush… a otros más en la escena del Metal como Iron Maiden, Judas Priest, Scorpions, Megadeth, o bandas de estilos algo más fuertes como Death u Opeth….o más progresivas como Dream Theatre, Simphony X, etc, etc… y podemos seguir por otros senderos tales como el blues, jazz o inclusive la música clásica. En resumen, todo lo que ofrezca calidad y buen gusto musical.

Practicáis un heavy metal clásico con tintes progresivos ¿por qué elegisteis este género?

Realmente nunca hemos elegido deliberadamente un estilo concreto, el paso del tiempo nos ha llevado a tener un estilo “propio”, si se puede llamar así. Creemos que tenemos un sello particular “Esclavitud”. No nos gusta cerrarnos en etiquetas o estilos determinados, simplemente componemos y creamos de la forma que nos nace a todos nosotros. Puedes encontrar partes de Metal, de rock progresivo, tintes de Trash, o inclusive algo más allá. No es algo premeditado, simplemente sale de forma natural, pero siempre intentamos que de alguna manera lleve nuestro sello personal. La música te ofrece unas posibilidades casi infinitas de creación y de estilos, por lo tanto sería un poco absurdo quedarse sólo con uno o unos pocos.

Después de más de 20 años, Esclavitud ha ido evolucionando hacia su propio sonido y estilo, claramente influenciado por las bandas insignias del género más todas las que ha nombrado Alex, pero con un toque personal. También depende mucho del momento de cada miembro de la banda, lo que está escuchando mientras componemos, de las ideas que se llevan al local de ensayo, etc.
Quizás este último trabajo, “Return to Eden”, sea algo más progresivo que los anteriores, pero si haces una escucha de “Involución” y de “Condenados al paraíso”, se puede apreciar que se mantiene el mismo estilo compositivo. Lo único es que hemos madurado un poco más y le hemos dado una vuelta de tuerca a nuestra forma de componer.

Lleváis en la pomada desde 1996, ¿cómo ha evolucionado la banda?

Pues de forma natural. Nunca hemos querido forzar nada, todo ha fluido así. Obviamente llevamos ya mucho en esto, y el tiempo te va haciendo variar de alguna manera, aunque siempre nos hemos mantenido con ciertos criterios desde un principio. Pero si es verdad que vamos madurando como personas y como músicos, y eso se nota, y de hecho es bueno, es buena esa evolución natural que te da el paso del tiempo.
Tal vez, hoy por hoy, somos una banda algo más asentada, más compacta que unos años atrás, y eso creemos que se nota en este nuevo trabajo. Cuando eres joven y empiezas en esto tal vez se tiende a valorar más ciertos aspectos, parece que más rápido toques y más grites o más bestia seas tocando, pues mejor eres y mejor lo haces… jeje… pero luego te vas dando cuenta que también hay otras cosas que te hacen crecer y mejorar, tanto como músico en lo individual, como banda en general.

Además de todo eso, somos gente respetuosa entre nosotros mismos, que no desechamos ni dejamos de valorar las ideas que cada uno puede aportar. Las estudiamos y las desarrollamos, y si funcionan, las mejoramos.

Nuevo disco “Return To Eden”, ¿qué hay de nuevo en este trabajo que no tenga los anteriores?

¡Básicamente es Esclavitud 100%, eso siempre!, pero con la particularidad de que estrenamos nuevo cantante y nuevo idioma. Marc Quee se sumó al grupo hace casi un año, aportando todo su saber como vocalista y el inglés como lengua de canto, así el cambio en “Return to Eden” con respecto a los otros discos es importante.
Desde los orígenes de Esclavitud, siempre quisimos cantar en inglés, pero no tuvimos la oportunidad de hacerlo. Ahora, con Marc, ha sido posible.
Pero tal y como decíamos antes, el paso del tiempo te va dando una madurez y una visión algo diferente a la de años atrás, y eso obviamente se ve reflejado en este trabajo. Entendemos que es el disco más completo y más compacto que la banda ha hecho jamás, creemos que se nota una evolución, se ve una banda más entera, mas unida. Nos suelen decir que hemos tirado más en este trabajo por el Metal progresivo, y en parte puede ser verdad, aunque también se pueden encontrar otros toques de otros estilos diferentes, pero sobre todo, repetimos, es Esclavitud al 100%

Estáis en Rock Estatal ¿cómo fue el entrar y por qué?

Pues si, por primera vez en nuestra carrera hemos querido tener alguien detrás ocupándose de esos aspectos que se nos escapan a nosotros. Somos músicos, y lo que queríamos era ocuparnos al 100% justamente en eso. Estar en una banda te ocupa de más aspectos que sólo tocar y componer, tienes muchos frentes en los que estar, y muchos son temas que se nos escapan de nuestro conocimiento, por lo tanto necesitábamos un sello detrás que se ocupara de esas cosas, y nos decidimos por Rock Estatal. Teníamos buenas referencias de ellos y apostamos sin dudarlo, y a día de hoy estamos muy contentos con la relación profesional que tenemos entre todos, trabajamos muy cómodos y a gusto, y esperamos que este sólo sea el principio de una gran alianza profesional.

¿Qué tema destacarías del disco y por qué?

Uuuuyyyyy que difícil… a quién quieres más, ¿a papá o a mamá? Jajajja… difícil respuesta.
Siempre hemos intentado que ningún tema sea igual o parecido a otro, queremos y buscamos que cada uno tenga su propia historia y su propio sello. De hecho pensamos que es una de las señas de identidad de la banda, no nos gustaría que todos los temas suenen igual, por lo que buscamos que sean diferentes entre si. Así que elegir uno sobre otro es muy complicado. Si tuviéramos que quedarnos con uno… pues tal vez el que le da nombre al disco, “Return to Eden”. Quizás este tema sea como un resumen de todo el disco, pero cualquiera podría ser elegido para tal cometido.

Ahora estrenáis el directo “Live at AGUERE CULTURAL 17.6.17”, contadnos algo del proyecto…

Pues fue el concierto presentación de nuestro nuevo disco en nuestra ciudad, en La Laguna, hace unos meses de eso. Un directo muy especial, ya que además de presentar disco en nuestra casa, también presentábamos nueva formación, con nuestro nuevo vocalista Marc Quee, por lo tanto fue un concierto muy especial.
Decidimos grabarlo en video, y el resultado fue bastante bueno, por lo que hemos optado por sacarlo a la luz. Es un directo total al 100%, no hay ningún tipo de edición por ningún lado, es la banda tocando sin trampa ni cartón. De hecho puedes oír algún fallo de sonido o de interpretación por ahí suelto… jeje… pero es que no queríamos tocar nada, ni editar nada. Eso se hace en los discos, pero en los directos no lo queríamos hacer, sería como engañar a la gente! Por lo que es un concierto al 100%, se ve la banda tocando sin más, lo que deberían de ser todos los conciertos.

¿Cómo ves el apoyo de la gente, medios, sociedad, fans etc.. al metal nacional?

Bueno este es un tema bastante peliagudo, y lo vemos mal la verdad. Hoy en día está bastante jodido por decirlo claramente. La gente, como dijimos antes, está en un momento bastante “flojo”, por decirlo de alguna manera. Poca asistencia a los conciertos y poco apoyo a las bandas, y los medios, pues a no ser los que sean 100% de metal, el resto siempre nos tienen ahí como las ovejas negras, un poco marginados por decirlo de alguna manera. Pero bueno, no es algo nuevo la verdad, ya llueve sobre mojado con esto. Siempre hemos sabido vivir sin su apoyo, y no me refiero a nosotros en particular, sino a todo el movimiento del metal, por lo tanto ya como que es algo natural.
Estamos acostumbrados a que siempre salgan los mismo en la televisión, y en las radios, y se les apoye a los mismo de siempre, y por estar ya acostumbrados no deja de ser algo injusto. Pero tampoco vamos a quedarnos llorando y pataleando, seguiremos en la brecha y a lo nuestro, que es lo que toca, y tal vez algún día cambie esa dinámica en este país. Sinceramente, lo vemos difícil, pero ojalá que pase.

Para los seguidores de Mautorland ¿por qué deberían escuchar la música de Esclavitud?

Creemos que, dentro de nuestro género tan amplio, como es el metal y todos sus derivados, somos una bocanada de aire fresco, un poco distinto a lo que se escucha día a día y a las tendencias actuales de este estilo (quizás algo repetitivas, opinión personal de la banda).
Pero como siempre decimos, ojalá la gente tenga la curiosidad de oírnos, y a partir de ahí que cada uno saque sus propias conclusiones, así de simple. La música es pura subjetividad, por lo que a cada uno le gustará o no esta banda o la otra, eso es normal. Que nos oigan y que decidan si valemos la pena o no.
Si podemos decir que no van a encontrar a una banda que suene como otras 1000, intentamos salirnos un poco de esa dinámica, lo cual pensamos que hoy por hoy, con la cantidad de bandas que hay, pues ya es algo interesante para quien quiera conocer a Esclavitud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *