Nous: “La distorsión es como el desgarro en la voz; es una manera de gritar con la guitarra”

Nuestro lugarteniente Scheitan se queda esta vez en casa y entrevista a Nous, con motivo del lanzamiento de su nuevo disco “Under Destruction”:

Queremos saber de vosotros, habladnos de los comienzos de la banda…

NOUS se formó a principios de 2002 en el sur de Madrid. Los tres somos hermanos (Germán, Marcos y Chano) y cada uno iba a su bola, pero todos con la misma pasión por la música. Cuando el primer grupo de Chano se disolvió, Marcos propuso juntarnos para tocar. Dos años después, grabamos nuestro primer single, luego varias maquetas y, en 2007, nuestro primer larga duración, “nous”, con 15 temas de influencias variadas. Ahí fue cuando abrazamos la filosofía del “hazlo tú mismo” (Do It Yourself), montando los CDs con nuestras propias manos. Al principio éramos tan grunges que la prensa nacional nos llamó “los Nirvana de Móstoles”. Ese mismo año, nos dio un venazo y nos fuimos a presentar “nous” por Europa, contactando a través de MySpace con grupos locales para tocar con ellos. ¡Qué tiempos aquellos! En 2011, publicamos nuestro segundo álbum, “Never Too Late, deshaciéndonos de la etiqueta grunge para evolucionar hacia un punk rock oscuro. Éste lo presentamos en una gira nacional. Luego tuvimos la suerte de telonear a The Toy Dolls, tocamos en Italia, volvimos a Alemania, y cruzamos el charco para tocar en Argentina, nuestra tierra natal. Después vino “Under Destruction”…

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música? 

Buena pregunta… Al principio, soñábamos con vivir algún día de la música. Pero para eso hay que echarle huevos y poner toda la carne en el asador. Y como nos acojonaba dejar el trabajo de lado para apostar por la música, pues el grupo acabó siendo un simple hobby. De ahí que en 17 años sólo hayamos publicado 3 discos. La parte buena es que el grupo es autosuficiente, no tenemos que poner pasta de nuestros propios bolsillos para seguir adelante. ¡Faltaría más! La parte mala es que, para dar un bolo, por ejemplo, tenemos que dejar de currar, y eso, siendo autónomos, es un poco jodido cuando tienes una familia que mantener. Respondiendo a tu pregunta: queremos tocar, aunque sea de vez en cuando, y seguir animando a la gente a que se lo pase bien en los conciertos con nuestras canciones, y ya de paso, seguir intentando despertar conciencias, que hace mucha falta en estos tiempos que corren.

¿Qué es para vosotros el rock, en definitiva los sonidos distorsionados? 

Es la rabia que nos sale de dentro. La distorsión es como el desgarro en la voz; es una manera de gritar con la guitarra. Supongo que por eso “Under Destruction” está grabado sólo con guitarras distorsionadas, no hay guitarras limpias. Entre éste y el anterior álbum, han pasado 8 años; te puedes imaginar contra todo lo que he hemos podido protestar. 

¿Qué queréis expresar con vuestra música?

Disconformidad. El mundo en el que vivimos es muy injusto y nuestra manera de expresarlo es a través de la música y de las manifestaciones.

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones .

Rancid es uno de nuestros grupos referentes, tanto por la musicalidad como por las letras de sus canciones. Pero no es el único; nos gusta empaparnos de la música que nos llena de emociones, que nos hacen levantarnos de la silla dando un golpe en la mesa. Nos gustan grupos variados, desde The Clash y Sex Pistols hasta Bad Religion y Ramones en el extranjero, o desde TDeK hasta Zinc si hablamos de grupos de aquí. También nos encantan Misfits, M.O.T.O., The Real McKenzies, Bouncing Souls, The Toy Dolls, Bombshell Rocks, Fun People, No Aloha, Bladders, y un largo etcétera.


¿Cómo componéis en vuestra banda?

Creo que el 99% de la composición de las canciones viene de la mente de Chano (guitarra y voz). Cuando llega al local con un tema nuevo, normalmente ya tiene en la cabeza cómo es la línea de bajo y hasta los ritmos y breaks de la batería. De ahí que muchas veces tenga que grabar él mismo todo esto en el estudio. Pero de vez en cuando a Germán se le ilumina la bombilla y aporta algunas líneas de bajo muy interesantes.

Habladnos de  vuestro  actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?

En 2015, empezamos a grabar “Under Destruction”, una buena selección de 15 temas de punk rock americano, que prácticamente describen la situación del mundo actual: en destrucción. Basta con leer los títulos de las canciones para saber de qué van o a quiénes van dirigidas: Bad Man, The Shitheads, Parasites, Kill & Destroy, Victims of Hate… La grabación del disco fue muy lenta (en 2015 baterías y bajos, en 2016 guitarras, y en 2018 las voces, básicamente), porque lo graba todo Chano con su equipo (es Técnico Audiovisual), porque tenemos otras obligaciones familiares y laborales, y porque no tenemos a nadie detrás que nos presione con una fecha de publicación; por eso ha habido mucha dejadez. Pero en realidad habremos invertido 4 semanas en el estudio. Sabemos que, de habernos organizado bien, podríamos haber grabado mejor, currarnos un poco más la mezcla y demás, pero como esto es “un hobby” y sólo lo podemos hacer en nuestro tiempo “de ocio”, pues se acabó haciendo todo deprisa y corriendo, en plan: “Tú, mañana por la mañana tengo 3 horas libres, ¿vamos a grabar?”. Encima el pobre Chano se ha ocupado una vez más de hacer el diseño artístico del álbum, los papeleos legales, otro videoclip, ha montado la gira… Todo. Aún así, estamos más que satisfechos con el resultado.

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…

¿Sólo tres? Ufff… “… And out come the wolves” de Rancid, ése sin duda, “London Calling” de The Clash, y “Valentín Alsina” de 2 Minutos. Aunque hay muchos otros con los que hemos crecido y que nos marcaron en nuestros inicios, como el “Nevermind” de Nirvana, “Traka Traka” de El Otro Yo, el directo “It’s alive” de Ramones, “American Psycho” de Misfits, “Dookie” de Green Day; después aparecieron joyas en nuestro camino, como “Kill MOTO” de M.O.T.O., “Off the leash” de The Real McKenzies, “Get out of my head” de Vecchias, y otro largo etcétera.

Un deseo… 

Poder seguir tocando y grabando nuevas canciones, compaginando el grupo con la familia y el trabajo, sin morir en el intento. Eso, a nivel musical. En lo social, desearíamos que se acabara el odio en el mundo, ese odio que hace al ser humano muy egoísta, muy apático, muy cruel. Que la gente deje de ser tan gilipollas, que no deje que el capitalismo le consuma el cerebro, que no se trague toda la mierda que le echa, que sea un poco crítica, que dude del poderoso, porque estamos viviendo una gran mentira. O cambiamos pronto, o seremos la siguiente especie que se extinga en la Tierra, cosa que seguramente ya nos merecemos.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?

¿Y por qué no deberían hacerlo? De vez en cuando viene bien escuchar algo nuevo, ¿no? Que escuchen “Under Destruction”, que está colgado en internet. Si no les gusta, sólo habrán perdido 36 minutos de sus vidas (medio trayecto al trabajo, por ejemplo). Si les gusta, que vengan a vernos en directo y que nos apoyen en las redes sociales, antes de que se extinga la escena estatal; que compren el CD (o el vinilo, cuando salga) para apoyar al grupo, y lo escuchen leyendo las letras. Si les gusta, que hagan lo mismo con el anterior álbum, “Never Too Late”. Hay mucha gente que nos ve en directo y, sin conocernos de nada, nos quieren volver a ver. Por algo será…

Muchas gracias y buena suerte

Muchas gracias a la gente de Mautorland por entrevistarnos. Que paséis un buen verano. ¡Salud y punk rock!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *