Osopardo: “Nos gusta ver nuestra música como un equilibrio entre contundencia, ritmo y melodía”

Llega a Mautorland el stoner rock de OSOPARDO:

Queremos saber de vosotros, habladnos de los comienzos de la banda…

Aunque estamos afincados en Bilbao, tenemos orígenes bien diversos: inicialmente en formato de rock duo, comenzamos nuestra andadura a caballo entre Bilbao, Madrid y Valencia y fue tras la grabación de nuestro primer trabajo cuando decidimos basarnos definitivamente en Euskadi. Se puede percibir en nuestra música la influencia de esa muticulturalidad, es algo de lo que nos sentimos muy orgullosos: tiene mucho de ‘Desert’ pero también de ‘Norte’. OSOPARDO somos Sam Alonso (voz, guitarra), Pablo Alonso (guitarra), Izaro Hoyuelos (bajo) y Mikel Bidaurrazaga (batería). Nuestro cuartel general está en Mungia (Bizkaia).

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música? 

Nuestra mayor ambición es hacer música que nos llene e irnos redescubriendo permanentemente, creciendo y evolucionando. Por ejemplo, ahora estamos trabajando en nuevo material y disfrutamos muchísimo sorprendiéndonos a nosotros mismos buscando nuevos caminos por donde enfocar la parte creativa. 

Nos consideramos una banda de directo, por lo que ahora nuestra prioridad es tocar y tocar y llevar nuestra propuesta al máximo de gente posible. Queremos hacernos un hueco en la escena y eso se consigue pisando escenarios. De toda clase además. Creemos muchísimo en lo que hacemos, por lo que lo que consigamos o no simplemente debería ser consecuencia del trabajo, así que intentamos no obsesionarnos con expectativas concretas.

¿Qué es para vosotros el rock, metal, en definitiva los sonidos distorsionados? 

Son la piedra angular de lo que hacemos, el ingrediente básico. Es el tipo de música que más escuchamos y el que realmente nos inspira y nos mueve. Nos gusta ver nuestra música como un equilibrio entre contundencia, ritmo y melodía. Osopardo tira de poderosos riffs de guitarra, bajos distorsionados y baterías arrolladoras. Esa es la base, todo se construye a partir de ahí.

¿Cómo es la manera de componer en vuestra formación? 

La verdad es que no hay una fórmula fija, todo depende del momento. Además, intentamos que cada canción tenga identidad propia y sea diferente de todas las demás, aunque evidentemente siempre hay un ADN común. Buscamos que cada una sea en cierto modo impredecible y que las estructuras sean sorprendentes y elásticas. Hay veces que Sam trae una idea muy trabajada de casa y es cuestión de ir buscando arreglos, y otras veces todo surge a partir de un riff, siendo la banda al completo que va dándole una forma más definida conforme tocamos. Al fin y al cabo, se trata de estar al servicio de la canción. 

Cuando tienes una idea, ésta puede evolucionar de mil maneras distintas según con qué personas la trabajes. Éste es sin duda uno de los aspectos más satisfactorios de hacer música en un grupo. Lo que es seguro es que los componentes de Osopardo nos entendemos a la perfección, nos gusta probar todas las posibilidades cuando hay varios puntos de vista y que la creatividad no tenga límites. Nunca sabes detrás de qué casualidad está la mejor idea.

¿Qué queréis expresar con vuestra música? 

Sinceramente, es algo que no nos hemos parado demasiado a pensar. Hacemos nuestra música porque nos hace vibrar y saca lo más puro de nosotrxs. Imaginamos que eso es lo que en el fondo queremos despertar en quienes la escuchen: que la vibren, la disfruten, les haga levantarse de la silla y les provoque sensaciones nuevas. Si te paras a pensarlo, ¡no es poca cosa!

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones 

Nuestras influencias son muy variadas y nos encanta estar descubriendo constantemente nuevos grupos y propuestas. Nos encantan bandas como Graveyard, Queens Of The Stone Age, Red Fang, Rival Sons, Kadavar, Death From Above 1979, King Gizzard & The Lizzard Wizzard, Japandroids, Indian Handcrafts-cortamos aquí porque la lista seguiría creciendo- y por citar algunas de por aquí, Berri Txarrak, Bala, Niña Coyote Eta Chico Tornado, Lisabö o Cala Vento, por citar algunas que sin duda tienen algo especial. En resumen, contundencia llevada con elegancia y flow.

Habladnos de  vuestro  actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?

Nuestro único trabajo publicado hasta la fecha es nuestro disco debut, ‘Nervión’, que acaba de salir (lo publicamos el pasado 10 de mayo en plataformas digitales y en un vinilo 12”). Realmente este disco nos ayudó a perfilar nuestro sonido, dado que nos fuimos a grabar al poco de constituirnos como banda, el proceso fue super espontáneo. Lo grabamos con Santi García en los Estudios Ultramarinos de Sant Feliu de Guíxols (Costa Brava).

Estamos súper contentos y orgullosos de ‘Nervión’, creemos que es un debut potente, crudo y honesto, lleno de buenas canciones y que refleja lo que realmente somos en directo, sin artificios de ningún tipo. Poder trabajar con Santi García fue toda una experiencia, la maestría que tiene para producir discos es increíble y trabajar con él ha sido una auténtica delicia. Aprendimos muchísimo y además nos quitó muchos clichés de la cabeza sobre cómo debe ser la grabación en estudio, en contraste con nuestras anteriores experiencias con otras bandas. Grabar en Ultramarinos es el ambiente más familiar que te podrías imaginar en un estudio. Es flipante ver después la garra que tiene todo.

En nuestro primer disco, hemos partido de referentes Stoner pero hemos jugado a reinterpretarlos sin corsés de ningún tipo, llegando a tontear con el hardcore punk o incluso el emocore si me apuras. A nivel creativo estamos trabajando ya en nuevo material, tenemos muy buenas sensaciones con lo que estamos sacando, realmente es apasionante ver adónde nos lleva la cosa.

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…

Songs for the Deaf (QOTSA), Dark Side of The Moon (Pink Floyd), Paranoid (Black Sabbath), Led Zeppelin III (Lez Zeppelin) y Back In Black (AC/DC). Ah, que habíais dicho tres…

¿Qué opináis de las bandas tributo? 

Que ellos/ellas se lo pierden.

Un deseo… 

Tocar en algún festival. Somos una banda que está empezando y llegar al circuito de festivales significaría que habríamos conseguido mucho como grupo y que nos habríamos pateado la escena.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?

Porque creemos que hemos hecho un discazo y que pocos discos en nuestro país suenan como suena ‘Nervión’ y tienen las canciones que nuestro álbum debut tiene. Es un cañón de disco. Además, apenas hay bandas que se atreven a hacer Stoner en castellano. Es muy fácil esconderse detrás del inglés a la hora de escribir. Pero se trata de buscar una identidad propia. En realidad, está todo inventado, pero uno debeintentar encontrar una forma propia y honesta de expresarse musicalmente. Es una búsqueda con la que todo artista debe comprometerse hasta las últimas consecuencias. Podría sonar arrogante, pero es que realmente estamos orgullosos de nuestras canciones y de cómo suenan. Si no lo hubiésemos hecho nosotros, ‘Nervión’ sería un disco que nos fliparía escuchar. Ahora solo queda hacer el siguiente y que sea aún mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *