Starggia: “La música es un arte y como tal ha de ser tratado”

Es el momento de hablar con Starggia. Aquí os dejamos la entrevista que nos concedieron, dándonos su visión del mundo del rock.

Para quien no os conozca, habladnos de los comienzos de la banda…

En 2011, Tino Torres, Mario Gutiérrez, J.M. Salas, Javier Saavedra y Sito Fons se unen para tocar versiones en la banda Flying Dicks, con el objetivo principal de divertirse en un proyecto paralelo a los grupos en los que formaban parte (Azrael, Tortura,…). Poco a poco, van percibiendo la química especial que había entre ellos y deciden probar a hacer temas propios, surgidos de ideas, riffs y melodías que tenían compuestas y no encajaban o no querían utilizarlas en sus bandas anteriores. Así, deciden terminar paulatinamente con Flying Dicks y empezar Starggia, mezclando en sus directos las mejores versiones que tenían de los clásicos del Hard Rock y Heavy Metal con sus propias composiciones.

En 2016, lanzan un E.P., “Starggia”, con sus cuatro primeros temas y, en 2018, publican su álbum de larga duración “Starggia – The Chosen Ones”, con On Fire Records.

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música? 

Los objetivos primordiales son, para nosotros mismos, hacer de Starggia nuestro principal medio de vida, y, para el resto del mundo, ayudar a las personas con nuestra música a sentirse mejor consigo mismas y alegrarles el día con nuestros temas.

¿Qué es para vosotros el rock, metal, en definitiva los sonidos distorsionados? 

Es la forma más apta que conocemos para poner un plus de pasión a la belleza de la música; es una vía de escape a los sinsabores del mundo y de la vida en general. La distorsión es una manera de canalizar toda la rabia y la ira hacia parámetros positivos, esquivando las consecuencias negativas de esa clase de emociones.

¿Cómo es la manera de componer en vuestra formación? 

La inspiración primigenia suele venir en cualquier momento de tu día a día; uno toma nota de ella en forma de una letra o una melodía o una estructura para un tema, lo lleva al ensayo y cada cual pone lo  mejor de sí mismo para adornar, pulir y dar forma definitiva a esa idea.

¿Qué queréis expresar con vuestra música? 

Musicalmente y, siempre conscientes de las tendencias del panorama musical actual, queremos dar al fan la inmediatez que se exige hoy día, sin descuidar bajo ningún concepto la calidad compositiva. Esto puede hacerse, lo que ocurre es que tienes que trabajar muchísimo más, pero lo que no estamos dispuestos, de ninguna manera, es a sucumbir a la simpleza y ramplonería que dominan la escena musical de nuestros tiempos. La música es un arte y como tal ha de ser tratado.

En tema de letras, son variopintas pero siempre puedes encontrar algo común en ellas: emociones, situaciones y sentimientos que podrían darse en cualquier ser humano, cualquiera que sea su ámbito geográfico, costumbres,…

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones 

Es imposible mencionar solo una. Cada uno de nosotros ha escuchado muchísima música a lo largo de su vida y esas influencias intrínsecas salen a la hora de componer; si escuchas el disco sabrás que no hay ninguna banda a la que imitemos o en la que nos inspiremos deliberadamente, aunque podrás encontrar influencias de miles de ellas por el poso que han dejado en nuestro espíritu.

Habladnos de  vuestro  actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?

Muchísimo; ya le gustaría  a muchos hacer una primera obra como la que nosotros hemos construido en “The Chosen Ones”.

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…

Es una putada decir solo tres. Podríamos decir que tres de los cien sin los que no podríamos vivir: “Seventh Son of a Seventh Son” de Iron Maiden, la obra “Requiem en Re Menor” de W.A. Mozart y “Slippery When Wet” de Bon Jovi, por ejemplo.

¿Qué opináis de las bandas tributo? 

Son consecuencia normal de los tiempos que se viven en el Metal y el rock en general: se demanda bastante pero lo clásico; no hay grandes oportunidades para nuevas bandas de temas propios y los propios músicos prefieren tocar temas consagrados de otros. Es algo como hipnótico, todo el mundo va en esa dirección. Nosotros mismos empezamos siendo una banda que tocaba versiones de otros (no de un grupo en especial pero sí de muchos) hasta que nos salimos de esa dinámica y supimos escuchar lo que nos pedía el corazón: ofrecer algo de nuestra propia creación.

Un deseo… 

Que el rock siga con este proceso de auge tras los tiempos difíciles que ha pasado y empiece a tomar la hegemonía musical occidental, haciendo que sus fans se interesen cada vez más por los nuevos grupos que emergen.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?

Porque la hemos hecho especialmente para ellos; cada nota y cada palabra busca llegarles a lo más profundo de su ser y aportarle algo muy positivo para su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *