Stormy Mondays: “Las bandas democráticas son un invento romántico, solo el público piensa que existen”

Hablamos con los Stormy Mondays sobre su nuevo trabajo, “Suitcase Full Of Dream”. Una banda adelantada a su tiempo que no deja de sorprendernos.

Nuevo trabajo, y van 15 ya, llamado “Suitcase Full Of Dreams” ¿qué nos ofrecéis en él?

Buena música, cocinada a fuego lento. Nuestros discos son lo contrario a la “comida rápida” que nos sirven las radiofórmulas y la TV. Tres canciones nuevas y una versión eléctrica de la canción más acústica de Big Star.

Sois una banda dada a lanzaros a proyectos vanguardistas, sin ir más lejos presentáis este álbum en un formato llamado compact vinyl, ¿cómo se dio la posibilidad de hacer esto?

A veces buscamos nosotros los proyectos, y otras veces nos buscan ellos a nosotros. En este caso fue una empresa asturiana dedicada a la duplicación de discos la que se enteró de que existía este nuevo formato y nos llamó para ver si nos interesaba. ¿Un CD con una cara en vinilo? ¡Lo hacemos ya!

Fuisteis también muy pioneros a la hora de difundir vuestra obra utilizando Internet y las licencias Creative Commons ¿cómo os decidisteis a ello?

Siempre nos pareció una cosa lógica: la música se hace para que la gente la escuche. Cuando en 1996 programé nuestra primera página web, años antes de lanzar nuestro primer disco, lo primero que hice fue investigar los formatos de audio que permitiesen a cualquiera escuchar nuestras canciones. Si no llega a ser por eso, la mayoría de las anécdotas increíbles que adornan nuestra biografía no habrían ocurrido.

¿Cómo veis ahora el panorama de la distribución de álbumes, Internet, las licencias etc…?

Hay poco interés o más bien poco respeto por la música, pero esto no tiene nada que ver con internet. Ha habido un cambio cultural que llevaba décadas gestándose y ahora estamos en el peor momento. Para el grueso de la población, la música es algo que suena de fondo y solo se accede a ella mediante concursos que fabrican “estrellas”, con todas las comillas. Si se quedaran sin música lo sentirían mucho, pero no la valoran. Esto no puede durar mucho tiempo así…

¿Cómo es eso de subirse a un transbordador de la NASA para hacer música?

Igual que The Beatles enviaron el Sgt. Peppers de gira para no tener que ir ellos a tocar, nosotros enviamos una canción al espacio para ahorrarnos tener que formarnos como astronautas… La verdad, fue un momento maravilloso. Nos enteramos por casualidad de que la NASA estaba seleccionando canciones para sonar en el espacio, nos presentamos y ganamos. ¡Eso sí que es un concurso, y no Eurovisión!

Volviendo al álbum, es un EP, en el que mezcláis folk, rock, americana, soul, ¿lo buscáis o sale así a la hora de componer?

Más que hacer una mezcla de estilos, podríamos decir que son los ingredientes de estas canciones, que suenan como siempre a Stormy Mondays. Es lo que hay en la batidora musical, y también lo que hay en la banda, ya que llevamos sección de viento, cuerda, instrumentos poco habituales como zanfona o arpa…

¿Cuáles son vuestras principales influencias musicales?

Nos gusta ser conocedores de la Historia del Rock, con mayúsculas, comenzando por el Blues, el Rock and Roll primigenio, los ’60 y ’70, etc. Hay una continuidad de la que nos gusta ser parte, sin ruptura con el pasado, pero siempre buscando una aportación propia.

¿En vuestra banda hay democracia o hay uno que es el que lleva los pantalones?

Las bandas democráticas son un invento romántico, solo el público piensa que existen.

¿Cómo se siente uno al tocar en un mismo concierto junto a Bruce Springsteen? ¿Qué opinas de él como artista?

Fue un momento increíble, imagínate. Nunca olvidaré los pasos que di en el escenario, a media canción, hacia el micrófono central, para cantar una estrofa juntos. Siempre he sido muy fan de Springsteen, pero para mí no tienen nada que ver aquél artista obsesivo que tardaba años en editar un disco y dejaba muchas de sus mejores canciones fuera con el Springsteen popular de ahora, que saca discos casi cada año, sin filtro de ningún tipo. Eso sí, se ha ganado a pulso hacer lo que le dé la gana cuando quiera.

También habléis estado tocando en Woodstock ante más de 50.000 personas ¿qué recuerdas de aquello?

Otro momento increíble, con nuestro primer disco recién publicado, para el que aún no habíamos logrado encontrar distribución. Un grupo español tocando rock americano en Woodstock. ¡Brutal!

¿Tiene solución la industria musical? Me refiero a la eterna queja de los artistas a que las cosa está muy mala.

Claro que la tiene, pero aún no sabemos cuál.

Para los seguidores de Mautorland ¿por qué deberían escuchar la música de Stormy Mondays?

Porque estoy seguro de que les gusta escuchar música hecha con el corazón, y seguro que son de la clase de gente que aún disfruta descubriendo nueva (y buena) música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *