[Crítica] James Rhodes – “Instrumental”

Duro hasta decir basta y esperanzador. Así es como definiría este libro llamado “Instrumental” escrito por el concertista de piano James Rhodes. No es una obra al uso, un libro que comienza con la frase “La música clásica me la pone dura”, ya te está avisando de que la lectura del libro va a ser impactante y de las que siempre recordarás.

En “Instrumental”, James Rhodes se desnuda en cuerpo y alma y nos va desgranando paso por paso como ha sido su existencia, ilustrando cada capítulo con una pequeña introducción, donde nos explica una obra de música clásica con su correspondiente autor.

Lo contado por el autor en el libro es de difícil asimilación. Los abusos sexuales que padeció desde muy pequeño le marcan su vida para siempre, entrando en una existencia lleva de altibajos, pastillas, locura y autodestrucción. Ante tanta amargura aparece como salvadora la música, su Prozac particular, su tabla de salvación ante tanta desesperación.

La obra estuvo un tiempo secuestrada por las autoridades judiciales inglesas, su ex-mujer interpuso una demanda para prohibir la publicación del libro, y tras un arduo juicio la Corte Suprema Británica dio la razón a Rhodes y dejó que se publicara.

Sinceramente creo que es un libro que debería estar como cabecera de todo el mundo, poder leer como alguien ha podido superar lo que ha superado Rhodes, te llena de fuerza y de espíritu de lucha ante cualquier adversidad.

En el plano musical nos muestra de manera llana lo que es para él la música clásica, lo que debería ser , y arremete contra todo el “ilustre” y “acomodado” negocio que hay alrededor de este género musical.

Por último nos ilustra con sendos artículos escritos en el diario británico The Guardian, muy polémicos en su día por no dejar títere con cabeza de la escena musical clásica anglosajona.

Poco más que añadir, este libro es un canto a la vida, a la realidad más descarnada que puede ser cambiada de un plumazo con tan sólo escuchar una nota musical; simplemente maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *