[Crítica] Rogue One: Una historia de Star Wars

Bueno amigos, ya está aquí lo nuevo de Star Wars. “Rogue One: Una historia de Star Wars“, es el primer spin off, que la factoría Disney ha realizado de la saga galáctica más famosa de todos los tiempos; y sinceramente creemos que ha dado en el clavo.

La historia se desarrolla entre los capítulos III y IV de la saga, situándonos en plena creación de la Estrella de la Muerte y la misión de un grupo de rebeldes de robar los planos de la arma más mortífera del Imperio; y hasta aquí podemos leer sin descifrar nada de esta nueva entrega. Lo que si podemos contar es que el film emociona, cautiva y hará las delicias de los fans de la saga. Una historia que da pie a pensar que por aquí irán los tiros de lo nuevos episodios, visto el gran refrito del capítulo VII. La historia en sí es muy creíble, bien narrada, de factura impecable, oscura, adulta y creada para un público no tan infantil como la película anteriormente comentada. Llega por momentos a tocar la fibra, y la lagrimilla se pone fácil en tus ojos; vamos una gozada.

En el apartado técnico, brilla por encima de todo la dirección de Gareth Edwards, que sabido realizar una obra que viene como anillo al dedo a toda la iconografía creada por Georges Lucas, que por cierto al terminar de visionar el film llamó al propio Edwards para felicitarlo. Los efectos especiales son de órdago, con una factura increíble y un nivel digno de ser una de las mejores películas filmadas de todo el universo Star Wars.

Los actores muy bien en general, destacando a Felicity Jones, en su papel de la heroína Jyn Erso, y el de Diego Luna en él de Capitán Cassian. Destacan también Forrest Whitaker haciendo de Saw Gerrera, o Donnie Chen interpretando al ciego Chirrut Inwe. Aparición estelar la de Darth Vader, y de otros personajes de la saga que no desvelamos para no quitar magia al asunto.

Estamos ante una de las mejores películas de la serie sin lugar a dudas. “Rogue One: Una historia de Star Wars“, será recordada por el film que muchos hubiéramos querido ver en el capítulo VII. Esperamos que este sea el camino que cojan los siguientes capítulos; la fuerza en este caso nos ha acompañado y mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *