Cuando Bruce Dickinson superó a Iron Maiden

Pocos podían imaginar que en 1993, el que fuera vocalista de una de las bandas más importantes del mundo en lo que se refiere al género del heavy metal, Iron Maiden, iba a abandonar el barco para proseguir con su ya iniciada carrera en solitario; nos referimos claro está a Bruce Dickinson.

En 1990 Iron Maiden lanzó “No Prayer For The Dying”, un álbum que no cubrió las expectativas de los fans. La banda británica intentó un regreso a sus sonidos iniciales y les quedó como resultado un álbum aburrido y con poco recorrido. Pocos temas por no decir ninguno han quedado en el imaginario de los fans, y es un trabajo casi olvidado en los directos de la “Doncella”.

Por otro lado ese mismo año Bruce Dickinson comenzaba a sentir la necesidad de realizar cosas en solitario. El lanzamiento de “Tattooed Millionaire” cogió a todo el mundo por sorpresa. Dickinson firmó un gran álbum, que se salía de lo realizado hasta la fecha con Iron Maiden, inclinándose por sonidos más hard rock y huyendo de los estereotipos del heavy metal. La mecha ya estaba prendida y solo era cuestión de tiempo el que Dickinson decidiera hacer la guerra por su cuenta.

Llega 1992 e Iron Maiden lanzan uno de los mejores álbumes de su carrera hasta la fecha. Nos referimos a “Fear Of The Dark”, que les hizo encaramarse al número uno de las listas británicas y realizar una gira mastodóntica por todo el mundo. El punto álgido de esta gira fue el concierto que dieron como cabeza de cartel en el festival Monsters Of Rock en el circuito de  Donnington Park (U.K.), el 22 de agosto de 1992.

De manera absolutamente sorpresiva en 1993 Bruce Dickinson abandona Iron Maiden. El cataclismo en el mundo del heavy metal fue de un tamaño considerable. El metal venía de pasar una crisis con la irrupción del grunge, de la que todavía no había salido definitivamente, y debilitar a una de las bandas más importantes de la historia no era una buena noticia.

Además de hacer varias colaboraciones en diferentes álbumes, Bruce Dickinson no dejó tiempo a la espera, y en 1994 lanza “Balls To Picasso”. Comenzando una época en el que el solista de Iron Maiden, llegó a superar en solitario a su propia banda originaria. Con este álbum tuvo gran éxito en países como Brasil, en donde el tema “TearsOf The Dragon” tuvo una gran aceptación. Con Roy Z como guitarrista de apoyo, Dickinson demostró al mundo que era algo más que el voceras de Iron Maiden.

El mundo del metal miraba con expectación el próximo movimiento de Iron Maiden. Todo el mundo tenía la duda de si la banda sería capaz de superar el trance de la ida de Dickinson, y buscar un reemplazo acorde con la leyenda de la formación. El elegido fue Blaze Bayley.

La aportación de Blaze, un buen cantante por otra parte, no la podemos catalogar de mala, pero no cumplió ni de lejos las expectativas puestas en él. Por otra parte el nivel compositivo de la banda bajó de manera alarmante, entrando en una crisis creativa que solo fue salvada con la llegada de nuevo al grupo de Bruce Dickinson y AdrianSmith en 1999.

Iron Maiden presentan en 1995, “The X Factor”, con Bayley ya como flamante nuevo vocalista. No fue del todo mal acogido este álbum, parte de la crítica y los fans más acérrimos aceptaron con resignación el cambio; aunque la sombra de Dickinson era muy alargada.

El álbum huía de canciones cortas y con gancho, para adentrarse en composiciones más largas y oscuras. Hay buenos temas como “Man Of The Edge”, The Edge Of The Darkness” o “Sing Of The Cross”. Los momentos difíciles que a nivel personal estaba pasando Steve Harris, con la muerte de su padre y la separación de su mujer, influyeron decididamente en el tono de la obra.

Dickinson contratacó con dos obras en dos años consecutivos. En 1997 lanzaría “Skunkworks” y en 1998 “Accident Of Birth”. El primero de los álbumes nombrado es a la postre el de peor calidad de su carrera en solitario. Dickinson hace un disco de canciones cortas con una banda nueva que tuvo poco recorrido y se veía a la legua que no había feeling entre ellos, un álbum sinceramente para olvidar. En cambio “Accident Of Birth” con el regreso de nuevo al mástil de Roy Z, le volvió a insuflar a la obra del vocalista de Iron Maiden, una calidad contrastada y fuera de toda duda. Bruce Dickinson vuelve a su forma melódica de cantar y además Adrian Smith colaboró en el álbum; otra vez acertó Bruce.

Llegamos a 1998, Iron Maiden lo vuelven a intentar de nuevo y lanzan “Virtual XI”, siendo un fracaso estrepitoso y firmando posiblemente el peor álbum de su carrera. No es que fuera una completa basura, pero la utilización de sintetizadores y la voz de Blaze Bayley seguía sin convencer. Hay buenos temas como “The Clansman” o “Futureal”, pero para de contar. Si a todo esto le unimos lo decepcionante que era para los fans ver como en directo Bayley no podía llegar a las notas que alcanzaba Dickinson el desastre estaba más que servido.

Dickinson remata la faena ese mismo año con un gran álbum de corte conceptual llamado “The Chemical Wedding”, junto a Roy Z y Adrian Smith de nuevo. Una obra basada en William Blake que plasmaba la madurez absoluta de Dickinson como artista y se reivindicaba como pieza esencial de Iron Maiden.

Remataría esta gran labor en solitario con el directo “Scream For Me Brazil” lanzado en 1999, grabado en el país sudamericano durante la presentación de “The Chemical  Wedding”.

En febrero de 1999 se anuncia lo que todo el mundo esperaba el regreso del hijo pródigo a Iron Maiden. Dickinson pondría como condición que Andrian Smith volviera a la banda, Steve Harris accedió e Iron Maiden volvieron al lugar que se merecían con el lanzamiento en el año 2000 de su gran álbum “Brave New World”.

Bruce Dickinson genio y figura. Su marcha del grupo fue utilizada por él, para hacerse un artista más grande y mostrarle al mundo que él podía ser más grande incluso que Iron Maiden.

2 Replies to “Cuando Bruce Dickinson superó a Iron Maiden”

  1. Avatar
    Jose Manuel

    Hola buenas tardes.Muy interesante el artículo. Seguí muy intensamente esa época musical tanto de Maiden como de Dickinson. Eran tiempos duros para el heavy metal tradicional con la irrupción de nuevos sonidos,el grunge, el rock alternativo…no se en qué porcentaje la cosa respondía más a una moda montada por las discográficas que a un verdadero gusto musical por parte del público,pero por fortuna aquella época dejó joyas como el nevermind o dicos muy interesantes de Pearl Jam y otros grupos.
    La verdad es que la salida de Bruce de Maiden, su corte de pelo y su disco Skunkworks le convirtieron en una especie de proscrito del metal. No estoy de acuerdo con la opinión de que skunkworks sea un mal disco, a mi personalmente me gustó bastante en su día y ahora con el paso de los años me sigue encantando…no sabría cómo definirlo, si se trata sólo de rock,de grunge o de rock alternativo, pero sí que me parece lo más original que ha hecho Dickinson en toda su carrera, al que personalmente le tengo mucho cariño y donde Bruce muestra su potente voz en temas como “Back from the edge” por ejemplo. Yo creo que quizá con un poco de Ego por su parte pensó que iba a ser un éxito total, y el batacazo comercial del mismo hizo que optase de nuevo por volver al Heavy metal con su (para mi mi álbum en solitario favorito) “Accident of birth”. Maiden en esa época creo que se vio afectado por las circunstancias personales de Harris, la carencia de Bruce como compositor y el obligado cambio de estilo al contar con Bailey, cantante que me gustaba pero que se le puso el listón demasiado alto de sustituír a Dickinson. Escuché mucho tanto el X fáctor como el virtual, a veces para lamentar que Dickinson ya no estuviera en el grupo, sobre todo al comprobar que continuaba en plena forma y sacaba de nuevo en el 98 esta vez el fantástico “Chemical”.
    De todas maneras, hoy día con el paso del tiempo lo veo todo de manera muy positiva…si Bruce no hubiera salido esos seis años de Maiden me hubiese quedado sin algunos de mis discos favoritos y creo además que ello contribuyó a que una vez vuelto al redil de Maiden tras su carrera en solitario, su contribución a la banda fuese mucho más importante que la que tuvo cuando se incorporó por primera vez a comienzos de los 80.
    Un saludo y felicitaciones por esta página que acabo de conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *