De cómo un cigarrillo le salvó dos dedos a Lemmy Kilmister

Todos sabemos que Lemmy Kilmister era muy grande. Era un personaje de tomo y lomo. Su vida estuvo llena de anécdotas, incluso cuando ya la enfermedad comenzaba a hacer estragos en él.

Una de las últimas historias curiosas que hemos podido conocer nos viene de la mano del líder y guitarrista de Anthrax, Scott Ian. En una entrevista dada al medio Laundry.Audio, Ian relata una anécdota increíble de Lemmy y su amor por el tabaco:

“Lemmy casi perdió un par de dedos del pie debido a su enfermedad de diabetes. Antes de saber exactamente que padecía esa enfermedad se le pusieron negros dos dedos del pie debido a la mala circulación sanguínea. Fue a un médico de L.A. que automáticamente le dijo que tenían que pasar por el “cuchillo”. Se le avisó que si no hacía las consecuencias para su pie podía ser graves. Lemmydecidió preguntar a un segundo médico, que le ratificó que de urgencia debía amputarse esos dos dedos. Lemmy ni corto ni perezoso empieza a fumar en el consultorio antes de someterse a la cirugía, y le dicen que allí no se puede fumar. Lemmy comentó que si le iban cortar dos dedos él necesitaba fumar. Le insistieron que no se podía fumar allí y él les contesto: “Pues no estaré aquí”, y se marchó. Tras esto fue a ver a otro médico que le dijo que cambiando de dieta no tendría que cortarse los dedos y mejoraría, y de hecho así ocurrió. Así que literalmente un cigarrillo le salvó de tener una parte de su cuerpo amputada”.

Genio y figura Lemmy, te seguimos echando de menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *