El día en el que Michael Jackson y Eddie Van Halen se juntaron


Ahora que estamos tan faltos de verdaderos genios de la música, recordar una historia como esta puede ser un bálsamo reparador de esa nostalgia que tantas veces nos atenaza.

Nos vamos al tórrido verano de 1982, en concreto en dirección a Los Angeles. Michael Jackson se encuentra metido hasta las cejas en la grabación de uno de los álbumes más importantes de todos los tiempos: “Thriller”.

Para conseguir que su nuevo álbum tenga un éxito sideral, cuenta con el mejor productor de la época, el gran Quincy Jones. Jones quería introducir un tema rockero en el disco, Jackson no era un enamorado de este género, pero al final lo convencieron. Para que sonara rockero tenía que tener a un rockero dentro, no dudaron, su objetivo fue el guitarrista y líder de Van Halen, Eddie Van Halen.

Hasta 4 veces tuvo que llamar Quincy Jones personalmente a Eddie Van Halen para que se creyera que realmente le estaba llamando el gran productor, y no era todo resultado de una broma pesada.

Quincy Jones para convencer a Eddie para su participación en un tema del álbum, le comentó que este disco salvaría la industria de la grabación y sería algo muy importante. Quería de él que hiciera un solo a lo grande en un tema, que tenía que tener además el espíritu de un corte como “My Sharona” de Knack. De esta semilla nació el tema “Beat It”

Eddie al principio estaba reacio a colaborar, había llegado a un pacto con sus compañeros para no hacer proyectos paralelos fuera de Van Halen. Por ello puso tres requisitos para participar en la canción, por un lado no salir en los títulos de crédito, que no le pagasen, (pidió una caja de cervezas), y la frikada de pedir a Jackson que le enseñara a bailar.

“Thriller” se estaba grabando en los estudios Westlake Audio en West Hollywood, allí se plantó Eddie Van Halen para cumplir con su cometido. Curiosamente Jackson se encontraba en otro estudio dentro del complejo junto a Steven Spielberg y Kathy Kennedy poniendo voces a un proyecto llamado “The E.T. Storybook Record”.

A Eddie le mostraron el tema sobre el que tenía que desarrollar sus parte. Todo para el guitarrista estaba mal hecho y cambió de arriba a abajo la configuración de la canción. Posteriormente se lo comentó a Jackson que no le dio importancia al asunto y agradeció que lo hiciera.

Cuenta la leyenda que el golpe que se escucha en el tema, fue por una explosión debido a que estalló un monitor al realizar el solo Eddie Van Halen. Otros dicen que el genio de la guitarra subió tanto el volumen que los ocupantes del estudio contiguo de grabación, golpearon la pared para que bajaran el sonido y quedó recogido en el tema.

Eddie tardó solo 20 minutos en hacer su trabajo, un genio de pies a cabeza. Creando uno de los solos más increíbles de la historia de la música contemporánea. Cuando sus compañeros se enteraron de lo que había hecho, le recriminaron el que no hubiera pedido que su nombre saliera y por tanto haberse beneficiado de los derechos que dimanaran del tema.

La historia del vídeo de la canción fue propuesta por la familia Jackson, inspirándose en las rencillas entre pandillas rivales de los barrios norteamericanos.

El 30 de noviembre de 1982 se lanzó “Thriller” y la historia de la música hasta entonces conocida cambió para siempre.

One Reply to “El día en el que Michael Jackson y Eddie Van Halen se juntaron”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *