El traje rosa de Mick Jagger

Vaya look!! Si señor eso es estilo y lo demás son tonterías. ¿Podríais llevar un traje rosa con una gorra de colores y salir indemnes de la movida? Me parece que pocos podrían salvarse de un ridículo tan bochornoso al ir vestidos de esa guisa; salvo claro está Mick Jagger.

El vocalista de los Stones, representa el culmen de la “rock star”, todo lo que se pone o dice lo santifica y encima te gusta al verlo u oírlo.

Viajamos a los años 70, en concreto 1971, en donde los Rolling Stones se encuentran en plena gira por U.K. Llevaban sin girar por sus tierras inglesas desde 1966, debido a los problemas con el fisco. Abordaron un tour corto por el Reino Unido, durante el mes de marzo de ese año, justo antes de lanzar “Sticky Fingers”, que se publicaría en el mes de abril, entre los nuevos cortes que ofrecían en su repertorio se incluía nada menos que “Brown Sugar”.

La ambigüedad con la que se plantaba Jagger en el escenario ya era objeto de crítica y chanza por parte de los periodistas de la época. A la pregunta de algún ínclito junta letras de si le gustaría ser mujer, Jagger contestaba: “Si Dios quiere que me convierta en mujer, en una mujer me convertiré”.

Su liberación sexual absoluta la llevaba en todo lo que hacía, pose, vestimenta, manera de moverse etc… Un buen ejemplo de ello es esta actuación que os dejamos por aquí, realizada por la banda en los estudios de la BBC, en concreto en el celebérrimo programa Top of the Pops, en donde interpretan “Brown Sugar” con Jagger ataviado con un traje de chaqueta rosa y una gorra de colores; daba igual lo que se pusiera todo le sentaba bien.

Con todos vosotros los más grandes; The Rolling Stones…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *