La no actuación de Lacuna Coil

En los últimos días la banda italiana Lacuna Coil había anunciado su participación en un evento por streaming llamado «L’Ultimo Concerto?» (El último concierto). En el evento más de 120 bandas italianas estarían tocando en diferentes lugares al mismo tiempo. 

Pero ayer surgió la sorpresa, la banda subía al escenario del Alcatraz en Milán y se quedaban en silencio mirando una sala vacía. 

Esta mañana Cristina Scabbia, la vocalista de los italianos ha hecho unas declaraciones en sus redes sociales.

Se que muchos habéis estado conectados a la web de ultimoconcerto.it esperando un concierto en vivo que nunca sucedió. Lacuna Coil participó en una huelga italiana (en apoyo al mundo de la cultura y la música en directo) y aquí estoy explicándolo en inglés porque muchos quizá no pudieron leer lo que estaba escrito en la web. Nosotros no lo promocionamos como otros conciertos en streaming. Evidentemente no podíamos decir nada porque el propósito era “hacer ruido”. Comprendemos vuestra frustración y enojo. El objetivo de la huelga fue llamar la atención sobre el hecho de que los clubes han estado cerrados durante toda esta pandemia y no saben cuándo se volverán a abrir. Así que queremos agradecer incluso vuestros mensajes de enfado, porque eso nos ayudará a gritar más fuerte. Así que aquí estoy para agradeceros vuestro apoyo y deciros que estamos realmente dolidos por algunos comentarios pero que sabemos que merecerá la pena.  Ojalá pronto nos veamos en un club real, con un espectáculo real muy pronto. Gracias por la comprensión” 

El evento estaba organizado por Keepn Live, Arci Assomusica y DMA en vivo. La campaña se pergeñó el mes pasado. En nuestro país vimos algo parecido con fotos de los locales en los que aparecía la fecha de fundación y 2021 con una interrogación como fecha de cierre definitivo. 

Hay mucho parecido con lo que estamos viviendo en nuestro país. Salas con aforos muy limitados, conciertos suspendidos y  un buen número de personas del mundo de la cultura con ingresos “0” y sin saber realmente cuándo acabará esta pesadilla. Ojalá termine pronto y podamos, como dice Lacuna Coil, volver a las salas a ver música en vivo. Y ojalá también cuando vuelvan esos conciertos, las salas tengan más afluencia de público. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *