Metallica y sus campanas de la guerra

En Estados Unidos como base del estudio de la literatura en el instituto y universidades leer a Ernest Hemingway es una religión. La juventud norteamericana se abre al mundo europeo en parte leyendo las novelas del magistral autor.

“Por quién doblan las campanas”, es una de las obras de referencia y que influyen en la cultura de una sociedad, que no sabe mucho de lo que pasa más allá de sus fronteras. Nuestra desgraciada guerra civil como base, para armar un relato inmortal de la literatura contemporánea.

Hemingway relata en esta novela como corresponsal de guerra, la ofensiva de Segovia en 1937. Nos abre la ventana para que veamos la crueldad de la guerra y como el ser humano se rinde a la peor de sus bajezas.

Es estremecedor presenciar como guerrilleros republicanos reflexionan sobre una muerte segura ante la locura del conflicto bélico.

Una historia así debe de calar a la juventud que la lee por primera vez. Así fue para los integrantes de Metallica, en especial Lars Ulrich, que quiso inmortalizar junto a Hetfield y Burton, toda esta narración tan cruda, en el magistral tema “From Whom The Bell Tolls”, corte incluido en su segundo álbum de estudio “Ride The Lightning”.

La letra no deja lugar a dudas, en ella se resalta la defensa de una colina por unos hombres armados con tan solo unos fusiles, enfrentándose a la aviación alemana, que apoyaba al bando nacional, capitaneado por el que fuera posteriormente el  dictador Francisco Franco.

Musicalmente no vamos a descubrir nada que no se sepa. Una obra maestra que refleja los horrores de la guerra y el sin sentido que supone arrebatarle la vida a un ser humano.

Metallica comenzaba a convertirse en una leyenda, forjando temas de la talla de “From Whom The Bells Tolls”. Esas campanas del comienzo que avecinan que los desastres de la guerra están por llegar y que todo va a desaparecer.

Aquí os lo dejamos:

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *