El stickista Diego Souto y la hiper personalidad de su música

El Stick, ese instrumento que siempre llama la atención, es un arma de doble filo. Por un lado están los que, faltos de personalidad, tratan de fabricarse una interesante con la falsapostura de mostrase exóticos, atraer las miradas hacia sí a fuerza de una impostura; por otro lado, los que controlan su ego y proyectan su interior hacia afuera, con la ayuda de un (en toda la acepción del término) instrumento. Veamos qué dijo Diego Souto al respecto, en una entrevista que le realicé:

“… hay un hecho con el mundo del stick, y es que el instrumento termina opacando la música que se hace. Es algo que detesto. El instrumento no es importante, podésagarrar una guitarra y si tenés amor por la música y la musa habla través tuyo, da lo mismo. Lo que pasa es que el que no tiene seguridad sobre sí mismo y no se siente en contacto con las musas… el stick tiene eso de una híper personalidad, en la que muchos se refugian. Y como digo siempre en broma: el stick no te alarga el pene, no te hace miembro de ningún club exclusivo… así que sé humilde, y tocá

Entonces ahora la cuestión será desentrañar “Arquitectura sónica”. Un trabajo sublime, complejo y sencillo a la vez, extraño y muy humano, técnicamente impecable y emotivo, a veces etéreo, o concreto, abstracto (como toda música) pero que, si uno se dispone a emprender el viaje que significa escucharlo, puede sentir que algo cambia dentro suyo.

Quizás las palabras del director de orquesta NikolausHarnoncourt (de su libro “La música es más que las palabras”) sirvan como punto interesante sobre el que pensar este trabajo.

Periodista: -Dice que la buena música está siempre en la oposición ¿Qué entiende por buena música?

N.H.: -Aquella que dirige la mirada interior del oyente a las profundidades y transmite contenidos auténticos.

Así de simple, así de difícil. En este trabajo instrumental, Diego Souto arma cada una de las composiciones en base a loops, esto es, pequeños fragmentos musicales que se repiten una y otra vez, algunos más en función cuasi percusiva,rítmica, melódica y/o armónica, que se van sumando, complementando y, a medida que aparecen nuevos, reformulando continuamente lo que ya estaba. A medida que se desarrolla cada composición se revela poco a poco la intención, la forma y, finalmente, el resultado. 

Un trabajo donde cada uno de los tracks nos saca de la inacción pasiva de oyente, para ponernos a construir la composición, a entender lo que va sucediendo, a hacernos de esos elementos que aparecen, a comprender lo que cada uno suma y cómo va resignificando lo anterior. 

Esta es la metodología de los tracks 1 al 13. En el #14 nos encontramos con el único en que no está solo. Se trata de “Cuatro manos” una composición donde a Diego Souto se le suma Machy Madco en Touch Bass. 
En los bonus tracks encontramos seis composiciones en la veta más tradicional del trabajo de stick. Esto es, sin loops, tocando a la vez las bases con una mano, y las melodías con la otra.  

Finalizando, podemos decir que en algún punto equidistante entre Robert FrippAstor Piazzolla y un sinfín más deinfluencias, ahí está Diego Souto, con una música compleja y hasta erudita, interpretada por alguien a quien podemos llamar virtuoso que, sin embargo, nunca se convierte en ‘solo para entendidos’, que jamás nos deja afuera.

Bandcamp: https://viajeroinmovilrecords.bandcamp.com/album/souto-arquitectura-s-nica-2019

Spotyfi: Arquitectura Sónica 

Sergio Avil

Fotos: Agustín Avil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *