Swampig: “No hay que tener miedo a equivocarse musicalmente”

Os presentamos la original propuesta de Swampig. Aquí está la entrevista que nos concedieron:

Para quien no os conozca, habladnos de los comienzos de la banda…

Swampig empezamos a finales de agosto del año pasado con miembros procedentes de otros grupos (Lizzies, The Boo Devils, Odeón, Les Panches Surfers…) unidos por las ganas de hacer rock sin ataduras. Actualmente estamos presentando nuestro primer disco, Road to Swampland.

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música? 

Nuestra actitud es profesional respecto al grupo. Saray y Diego (batería y guitarrista) son músicos profesionales y el resto estamos unidos al sector de una u otra manera, por lo que dentro de saber cómo está el panorama, la actitud es encararlo de forma seria.

¿Qué es para vosotros el rock, metal, en definitiva los sonidos distorsionados? 

Si no recuerdo mal, el primer ejemplo de una guitarra distorsionada es la de Willie Kizart en Rocket 88, publicada en 1951. Por aquélla, se consideraba la distorsión como un error a evitar (de hecho, creo que el ampli se dio un golpe mientras lo trasladaban camino al estudio de Sam Phillips, de ahí el sonido)
Del pedazo de canción (crucial en la transformación del rhythm & blues al rock n’ roll desde mi punto de vista) que salió de esa grabación y de ese sonido “erróneo” se puede extraer lo que significa para nosotros esto. No hay que tener miedo a equivocarse musicalmente. No queremos pensar que las cosas deban ser hechas de determinada manera porque vaya usted a saber quién dice que eso debe ser así.

¿Cómo es la manera de componer en vuestra formación? 

Alguien trae una idea definida y entre todos la transformamos en el tema definitivo. Es un esfuerzo común siempre.

¿Qué queréis expresar con vuestra música? 

Energía, melodía, crítica y disfrute a partes iguales. Todo lo que nos gusta como oyentes de la música.

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones.

Hellacopters, Detroit Cobras, Radio Birdman… High energy rnr mezclado con melodía es una buena forma de pensar en el grupo.

Habladnos de  vuestro  actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?

¡Mucho! Actualmente tenemos un larga duración, Road to Swampland, y tres versiones que sirvieron de caras B para los singles de adelanto. En un proceso corto de tiempo hemos conseguido encontrar nuestro sonido y ahora sólo nos queda evolucionarlo, por lo que sí; estamos satisfechos.

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…

Personalmente serían And out come the Wolves de Rancid, I’ve Never Loved a Man The Way I Love You de Aretha Franklin y Reform School Girl de Nick Curran.

¿Qué opináis de las bandas tributo? 

A título personal, ni las consumo ni me molestan. Esa queja habitual de que si los grupos tributo o de versiones están matando a la música me parece una chorrada. Métete en el local hasta que suenes, graba algo que mole, ten un directo interesante y deja de quejarte del grupo tributo de tu barrio, copón.

Un deseo… 

Que el partido rockanrólico gane las próximas elecciones generales.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?

Porque a pesar de partir de lugares comunes para todos los que nos guste este rollo, creo que tenemos un sonido propio. Si les gusta lo que escuchen en disco, que se acerquen a vernos en directo: ahí está la chicha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *