Los álbumes de Rammstein ordenados del peor al mejor

Una de las grandes bandas del momento en sin lugar a duda Rammstein. Con su nuevo álbum homónimo recién salido del horno su popularidad está por las nubes más que nunca. 

Nos permitimos el lujo de ordenar su discografía partiendo del peor disco hasta llegar al mejor. Como siempre decimos esta lista es totalmente subjetiva, y no pretendemos sentar catedra; simplemente tenemos un medio de música y escribimos sobre estas cosas…

“Rosenrot” (2005) 

Con este álbum creemos que no hay mucha controversia; es el peor de los germanos de lejos. Un álbum de relleno, que al parecer se iba a llamar “Reise, Reise Volume Two” y que finalmente lo denominaron “Ronserot”. 

Un puñado de cortes muy inconexos, con poca dirección musical, que simplemente buscaba unir un puñado de canciones que les sobraban para meterlas en un álbum. No se molestaron ni en salir de gira. 

Algunos temas merecen la pena: “Benzin” “Zerstören” o la cachonda “Te quiero puta”.

“Reise, Reise” (2004) 

Crear un álbum tras su obra maestra “Mutter” no fue fácil para la formación teutona. Este álbum rezuma potencia, e intención de ir más allá del metal industrial. Su tema principal “Mein Teil” es de los mejores de la discografía de Lindemann y compañía. 

Se adentraron en temas algo dulcificados como “OhneDich” y “Amour”, en donde ampliaron registros musicales. 

Lo que quedará de este álbum es sobre todo ver en directo a Lindemman vestido de cocinero asesino dispuesto a zamparse a Flake; lindas bellezas caníbales. 

“Herzeleid” (1995) 

El debut de Rammstein los posiciona desde el principio como una banda con un potencial increíble. Sus estructuras compositivas de marcado metal industrial y cantadas en alemán, daban la sorpresa en el mercado musical. Otras bandas como Oomph ya lo habían intentado antes, pero no con la misma suerte. 

La base con el teclado de Flake ya sorprende y nos avisan de por dónde iban a ir los tiros de la banda en el futuro. 

Temas como “Die Riechst So Gut”, “Seemann” y “Der Meister” son clásicos de su repertorio. 

“Liebe Ist Für Alle Da” (2009) 

Un disco sorprendente y variado. Rammstein ya son a estas alturas de la película una máquina de crear espectáculo y con este álbum lo demuestran. Desde la portada que sufrió la censura, hasta llegar a su polémico y pornográfico tema “Pussy”, todo es grandilocuente en esta obra. 

Temas como “Frühling In Paris”, o “Haifisch” posicionan a Rammstein como una de las grandes bandas de metal a nivel mundial.

“Rammstein” (2019) 

Sé que posicionar aquí lo nuevo de los germanos tendrá detractores, pero es un álbum que nos ha gustado mucho. Encontramos en este trabajo la constatación de que hoy por hoy, y tras una espera de una década son una de las mejores bandas del mundo. 

Los temas que componen este álbum homónimo los encontramos originales, frescos y sin ganas de dormirse en los laureles. Comenzar con “Deustchland”, “Radio” y “Zeich Dig” no está al alcance de cualquiera. 

Cierto es que la primera parte del álbum es superior a la segunda, pero finalizar con “Tattoo” y “Hallomann” te deja con una gran sonrisa. 

“Sehnsucht” (1997) 

127532grp07a.99

El álbum que define a Rammstein como banda. Su imaginería y parafernalia se unen irremisiblemente con su música y forman un monstruo poderoso e invencible. 

La mente enfermiza del grupo ya aflora de manera palpable en las letras de las canciones, y en la temática de las mismas. 

“Du Hast” es el corte encargado de poner en el mapa a la banda, y romper todas las barreras que tenían para convertirse en lo que son ahora. Temas como “Engel”, “Spiel Mit Mir” o “Klavier” ponen su grano de arena para hacer de este álbum casi una obra maestra. 

“Mutter” (2001)

La obra maestra. Podemos decir que estamos ante uno de los mejores álbumes de metal industrial de la historia. Si tuviéramos que definir el género antes comentado, sin duda con enseñarnos y hacernos escuchar este álbum, ya sabríamos todo lo que hay que saber. 

El álbum no te deja resuello. Comienza y de un tirón con: “Mein Herz Brennt”, “Links 2-3-4”, “Sonne”, “Ich Will” y “Feuer Frei!”. Realmente demoledor, no se recuerda un comienzo tan salvaje y tremendo. 

Un álbum para la historia de una banda muy grande. Rammstein han conseguido vencer en su terreno, hacernos aceptar su lengua como guía de su música, y crear un universo único e imperecedero; son la gran banda del siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *