Midnight Mystery Theatre: “Nuestra música muestra sobre todo nuestra manera de ver el mundo”

Una banda asoma por el horizonte Midnight Mystery Theatre. En esta entrevista conoceréis su proyecto musical:

Queremos saber de vosotros, habladnos de los comienzos de la banda…

Nuestros inicios son similares a los de la mayoría de las bandas: A principio de los 2000, un grupo de amigos aburridos con inquietudes musicales deciden arrancar un proyecto, sin tener apenas nociones musicales. Lo normal suele ser que esto surja por una afinidad musical, pero en nuestro caso fue lo contrario, la confluencia de personalidades muy diferentes, teníamos (y tenemos) gustos muy distintos y a veces contrapuestos que siempre nos ha provocado una tensión creativa. Visto en perspectiva, esa posiblemente haya sido la clave de nuestro sonido un tanto inclasificable. Nos gustaba tocar, y como no existía en nuestro entorno nada parecido a una escena, grupos afines o comunidad, empezamos a desarrollar la filosofía del “Do It Yourself”. Nos empezó a interesar la producción, así que construimos nuestro propio estudio, donde poder experimentar sin preocuparnos de nada externo. Eso también nos hizo tener un carácter aislado y hermético y de ahí que nuestra única opción haya sido la auto-producción. MMT para nosotros siempre ha sido un refugio o una vía de escape desde su fundación y eso es algo que sigue vigente. 

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música? A estas alturas, el que nos siga emocionando crear música juntos, poder grabarla, disfrutar de la producción y del proceso de creación es una meta en si misma y tenemos claro que lo dejaremos cuando deje de ser así. Nos gusta poder compartirlo y que esa música afecte a alguien de igual manera que nos afecta a nosotros. Si conseguimos crear ese vinculo comunicativo con alguien que escucha nuestro trabajo también es genial. Nunca hemos tenido metas a largo plazo, solo proyectos a corto plazo. Siempre es un poco en plan “bueno, vamos a hacer esto y luego ya veremos”. Ahora mismo estamos en ese punto, produciendo nueva música que nos parece emocionante y es lo único en lo que nos centramos. No miramos más allá de lo que tenemos entre manos en ese momento. Nuestro futuro siempre ha sido difuso e incierto. 

¿Qué es para vosotros el rock, metal, en definitiva los sonidos distorsionados? 

Aunque nuestra música tiene un carácter muy experimental y electrónico, los cimentación siempre se ha basado en el rock y es algo con lo que nos seguimos identificando a día de hoy. A veces nos distanciamos de lo que se supone que es una formación estándar de rock en forma y fondo, siempre nos ha gustado expandir un poco esos límites de lo que debe o no debe ser una banda de rock. La distorsión tienen mucho peso en nuestras canciones, esa búsqueda de saturación y agresividad, esa energía. A veces tratamos las guitarras como si fueran arreglos de teclados y los teclados con tratamientos de guitarras distorsionadas. Nunca nos ha interesado tanto encajar en estilos, si no más bien coger lo que nos interesa de cada género para llevarlo a nuestro terreno. Pervertir estilos es de las cosas más divertidas que hay. 

¿Cómo es la manera de componer en vuestra formación? Tenemos varias maneras de enfrentarnos a ello. A veces traemos ideas más o menos desarrolladas de manera individual y las terminamos en el estudio, o alguien trae una canción prácticamente cerrada a falta de concretar detalles de producción. Otras veces partimos de improvisación, haciendo jams en el local hasta que damos con una idea interesante a desarrollar. Es muy distinto componer a solas la tranquilidad de tu hogar que escribir con la banda al completo en el estudio, da resultados muy distintos. Componer en grupo siempre es lo más interesante porque podemos ver de manera más clara cuando algo funciona o no, es un proceso muy intuitivo y tras años tocando juntos hay ya un grado de comunicación difícil de conseguir de otra manera. La tensión creativa y nuestras diferentes personalidades han aportado más que suponer un problema. Solemos esbozar muchas ideas y luego hacemos un consenso. “Agujeros”, nuestro último E.P, tiene un poco de todas estas maneras de escribir.

¿Qué queréis expresar con vuestra música? Aunque nuestra música trata de transmitir como nos sentimos, muestra sobre todo nuestra manera de ver el mundo. Es una especie de sala de espejos deformados donde cada espejo te devuelve una imagen distorsionada y algo grotesca de ti mismo y de lo que te rodea. A pesar de lo que parezca, MMT es menos introspectivo de lo que pudiera parecer, pero nos gusta jugar con simbolismos y metáforas y a cierto nivel somos pretendidamente crípticos o ambiguos. Nos gusta dejar mucho espacio para la libre interpretación, lanzar ideas y que estas puedan impactar de diferentes maneras en el receptor.

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones 

Hay bandas que han sido clave en nuestra evolución como grupo. Nine Inch Nails y sobre todo su disco “The Fragile” ha sido una referencia, sobre todo a nivel de producción por esa manera de usar el estudio como un propio instrumento y transcender el formato de banda de rock, algo que siempre ha sido muy inspirador. Esa hibridación perfecta entre tecnología, emoción rock y un sentimiento muy orgánico. Nos gusta ese enfoque de disco que funciona como viaje y que fluye de manera natural más que colección de canciones. Hay muchas bandas que nos han influido y de todas hemos cogido cosas que nos gustan, a veces de manera más evidente que otras. Cuando empieza un grupo, siempre trata de diferenciarse de sus referentes (aunque sea solo una pose y eso no se consiga) por una cierta falta de confianza, ahora nos sentimos más cómodos en ese sentido. 

Habladnos de  vuestro  actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?“Agujeros” surgió de la intención de hacer algo muy directo e inmediato, algo que captara a lo que somos en directo, que se diferencia bastante de lo que hacemos en estudio. Estamos un poco cansados de nuestra manera habitual de trabajar, normalmente tardamos mucho tiempo en cerrar un proyecto porque le damos muchas vueltas a los temas, rehacemos y deshacemos arreglos constantemente y esto a veces resulta un poco agotador. Terminamos las grabaciones con cierta sensación de agotamiento. Queríamos ver que ocurría si componíamos y grabábamos de una manera muy directa y sin rodeos unas pocas canciones. Queríamos un sonido similar al que tenemos en directo, así que hemos intentado ser más escuetos en arreglos y producción. Ha sido un proceso muy intenso de poco más de dos meses. Además, en nuestras canciones habitualmente intentamos diluir las influencias, mientras que aquí las hemos potenciado, casi a modo de homenajes. Ha sido el primer E.P que hemos contado con un artwork no realizado por nosotros, así que en cierta medida, todo el proceso ha sido un cambio radical de forma de trabajar y ha sido bastante motivador y excitante hacerlo así. Teníamos más canciones que estamos ya grabando para la continuación a este E.P, aunque todo apunta a que va a ser un disco largo porque tenemos bastante material que nos parece estupendo que incluso hemos podido probar en directo, así que vamos a mantener ciertas coordenadas en cuanto a filosofía y planteamiento. 

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…Pregunta complicada, ya que dependería del día y hay tantos donde elegir… hemos decidido nombrar uno cada uno, así que son 4:
The Cure, Bloodflowers Soundgarden, SuperunknownAfter the Burial, Forgive The Future SelfDepeche Mode, Violator

¿Qué opináis de las bandas tributo? Preferimos a cualquier grupo terrible con malas canciones propias que una excelente banda tributo de sonido impecable. Nosotros montamos un grupo básicamente para poder crear canciones y para expresar nuestras ideas, así que no terminamos de entender bien este fenómeno, ya que no es ni siquiera el concepto de banda de versiones donde puedas imprimir un poco de personalidad al material ajeno, esto algo que implica imitación y puede resultar hasta paródico.  Tampoco queremos arremeter contra esas bandas, que simplemente responden a una demanda, la de un público que prefiere ver a imitadores con canciones conocidas que a una banda original con material propio. Es una manera de entender la música un tanto reaccionaria y estamos muy lejos de todo eso. 

Un deseo… Seguir creando música y que esta sea relevante para alguien. 

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?
No hay muchas bandas en España o LatinoAmérica que hagan lo que hacemos nosotros y menos en castellano. Si os gustan los sonidos oscuros, muy densos, la experimentación y la energía del rock, os animamos a bucear en nuestra discografía, preferiblemente a oscuras. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *