Extraño Corazón: «El rock es la manera de ser verdaderamente libres»

Hablamos con Javier Gutierrez, guitarrista y líder de la banda cubana Extraño Corazón.

Queremos saber de vosotros, habladnos de los comienzos de la banda…


Extraño Corazón surge de la amistad entre el cantante y armónica Roberto “Keko” Fajardo y yo. Con toda la inocencia del mundo y sin pretensiones solíamos compartir nuestras canciones con amigos y desconocidos, sentándonos a beber ron guitarra en mano en el malecón habanero, hasta que los músicos de la banda más popular de rock progresivo de aquellos momentos (Arte Vivo) nos arroparon e hicieron que nos tomáramos en serio lo que componíamos. Fuimos un dúo que debutó el 21 de marzo de 1992 y creció hasta convertirse en una banda en 1995. Nuestro primer demo oficial totalmente a guitarras acústicas (El inútil sueño de Jessie Rainbow) de 1994, de la noche a la mañana sonaba en los programas de máxima audiencia de las principales emisoras del país, esto nos sorprendió a todos, nos colocó en el radar y las puertas comenzaron a abrirse. Una larga lista de músicos quería dejar sus bandas para unirse a la nuestra.

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música?


Desde mi punto de vista, pienso que en Cuba hemos conquistado todo lo conquistable. Poco nos quedaría por hacer y los proyectos que tenemos en la actualidad aunque realizables, llevan muchísimo presupuesto y son metas a largo plazo. El circuito lo conocemos de memoria y nos hemos presentado en los principales teatros, plazas y festivales. Somos náufragos e historia viva del rock en nuestra isla y hoy disfrutamos ser una banda fantasma como algunos nos llaman para reaparecer cuando nadie lo espera. Aún tenemos cosas por contar. Desde siempre hemos estado conscientes del fatalismo geográfico y político, llegar vivos hasta aquí es ya una odisea. Tocar fuera de Cuba no depende de nosotros pero es lo que más nos gustaría volver a hacer antes de ponerle punto final a la banda. Nadar contra corriente en una isla con poco margen de maniobrabilidad y una depauperada economía es muy difícil para un cubano, mucho más si se es rockero, por más espíritu kamikaze que se tenga, crear y existir en estas condiciones deja huellas indelebles y las prioridades te cambian por fuerza mayor por lo que tener una banda y ocuparte de la familia es bien complicado y todo un arte de perseverancia y resistencia.

¿Qué es para vosotros el rock, metal, en definitiva los sonidos distorsionados?


En nuestro caso, la manera de ser verdaderamente libres y poder expresarnos en el lenguaje que más nos gusta. Es nuestra burbuja, nuestra escafandra y nuestra mayor fortaleza como seres humanos. Ser rockero en Cuba significaba ser un enemigo declarado del sistema y mucha represión por parte de la policía y la sociedad. Todo esto comenzó a cambiar en los noventa y bandas como Extraño Corazón ayudaron a cambiar la percepción de las instituciones y la sociedad hacia la música rock. Nos tocó ser la primera banda de rock salida del Underground en Cuba en ser reconocida como profesionales por las instituciones y eso abrió el camino al resto. Grandes músicos y personalidades dentro del Instituto de la Música y el Ministerio de Cultura, entre ellos Abel Prieto, Fernando Rojas y Orlando Bistel que simpatizaban abiertamente con el rock, contribuyeron a que esto sucediera. Fue tal la explosión creativa de los noventa en toda la isla que no hubo manera de ignorarnos.

¿Cómo es la manera de componer en vuestra formación?


Componemos por lo general de manera individual y luego sumamos al colectivo. En el caso de Extraño Corazón he mantenido bastante cerrado el círculo de compositores que aportan a la banda, en un proceso bien duro de selección de los temas que conforman el repertorio, pero siempre hay libertad para que los músicos aporten sus ideas. Ya a la hora de grabar un disco eso va por los productores aunque en el más reciente “Confesiones de un náufrago” asumí esa responsabilidad al co-producir junto a Tiago Felipe (STONER).Tengo el orgullo de que todas las disqueras con las que hemos trabajado respetaron al 100% la libertad creativa. Eso es algo de lo cual estoy agradecido porque de otra forma no hubiera funcionado.

¿Qué queréis expresar con vuestra música?


Lo dicho…desde que tomas una guitarra en la mano comienzas a ser libre y lo expresamos en cada canción. Somos el resultado de toda una generación que pagó bien caro el precio de ser rockero y no claudicar en el empeño.

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones.
No sabría decirlo a ciencia cierta. Hemos evitado a toda costa que nuestras influencias o bandas preferidas se reflejen descaradamente en nuestra manera de hacer, por lo que hemos dejado que sean los fans y críticos quienes descubran si en algún pasaje de un tema algo de esa influencia inconscientemente sale y asocien sus otras bandas predilectas. Una vez un crítico escribió en una reseña sobre el primer demo que teníamos “algo” de Leonard Cohen y en ese momento no teníamos ni puta idea de quien era Cohen, ni nunca habíamos escuchado su música. Por raro que parezca soy un Heavy que no compone Heavy y un progresivo que no hace 100% progresivo en su música, que casi siempre está en función del texto. Sería una larga lista de bandas que nos iluminaron el camino.


¿Cómo veis la escena de vuestro país a nivel de bandas?


No soy un gran conocedor de la escena en su totalidad, pero la percepción en sentido general yo la veo muy jodida, de continuar la tendencia actual. Los músicos han dejado de crear y de creer en sí mismos y se han lanzado de lleno al mimetismo, las bandas y proyectos que se arman duran muy poco y muchísimas cosas siguen inamovibles. Mientras las bandas busquen parecerse a quienes admiran y no busquen autenticidad en su obra, solo será eso…un intento de banda que no dejara una puta huella siquiera en Cuba. Hay muy buenos músicos malgastando su talento lo cual es una pena. No obstante soy un soñador, espero que surjan de la nueva generación bandas que logren levantarme de la butaca. En CUBA no se puede hablar siquiera de un circuito, más bien de eventos y festivales que por lo general están enfocados en el metal, así que las bandas tocamos donde podemos, nos inviten o nos dejen hacerlo.

Habladnos de vuestro actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?


Estamos muy orgullosos de “Confesiones de un náufrago”, el posible último álbum de la banda, con ese sentimiento se grabó y le pusimos todas las ganas del mundo. Recién obtuvo el premio CUBADISCO 2018 (el Grammy Cubano) al mejor álbum de Rock compitiendo con bandas y discos muy buenos y como suelo decir “a los rockeros no nos regalan nada”. Estamos más que satisfechos con el resultado y la aventura personal que significó. Es un álbum que nació con buena estrella y que los amigos de la banda alrededor del mundo colaboraron al presupuesto para la grabación del mismo, algo que no tiene precedentes. De alguna manera hemos sido recíprocos del altruismo, la fe y el cariño que ellos pusieron en nosotros y una motivación poderosa a la hora de grabar, pues quería dejarles a todos un buen recuerdo. Es un disco que grabé con Tiago Felipe (líder de STONER), uno de los mejores guitarristas del metal cubano de la nueva generación, por el que además, aposté como productor.

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…


Más bien los tres primeros discos de vinilo que cayeron en mis manos y me cambiaron la vida…


LED ZEPPELIN “IV”
PINK FLOYD “DARK SIDE OF THE MOON”
KISS “ALIVE I”

¿Qué opináis de las bandas tributo?


Respeto mucho eso, es el fanatismo llevado al extremo y para nostálgicos nada mejor que ir a beber y pensar que si tu banda preferida no existe o jamás pondrá un pie en el país que vives, al menos te queda ese consuelo en esas bandas, esa opción e ilusión hipnótica…mientras dure la fiesta, pero valoro mucho más a quienes se arriesgan con su propia obra, algunas bandas de covers son tan infames que mejor te quedas en casa a escuchar los originales.

¿Qué opinión tenéis de España?


Los cubanos sienten empatía instantánea por los españoles y viceversa en sentido general. He sido afortunado y viajado ya tres veces a España. Tengo bastante idealizada a sus gentes, a lo mejor soy un cubanito con suerte, pero conocí y conozco gente súper majísima, enrollada y solidaria, hasta “okupa” fui por tres días en una de sus movidas en Madrid en 1997. Mi vida personal y la historia misma de la banda estuvieron y siguen estando muy ligadas a España. Estuve casado con una madrileña, viví en Madrid y un año más tarde con unas amigas en Barcelona, por supuesto, conocí otras provincias y en Ciudad Real nos sentimos como en casa. Mi hija mayor Wendy vive ahora mismo en Granada, así que mi vínculo con España es diario, pero mi “romance” comenzó mucho antes, en los años ochenta, cuando por un “cassette” que entró clandestino a CUBA – al estar prohibido escuchar cualquier cosa que sonara a rock- descubrimos dos bandas españolas: BARÓN ROJO y ÁNGELES DEL INFIERNO. Luego, gracias a una Revista Heavy Rock que alguien logró pasar y circulaba de mano en mano, comenzamos en 1994 a intercambiar correspondencia con chic@s españoles (de puño y letra) y surgieron grandes amigos, muchos se mantienen hasta la actualidad, una especie de solidaridad rockera con la banda en pleno “periodo especial” en Cuba, que no solo daban aliento, sino que hasta enviaban juegos de cuerdas para guitarras, para nosotros poder hacer conciertos y grabar. Gracias a esa correspondencia conocimos a Julián Morales de Ciudad Real, colaborador de la Heavy Rock por aquel entonces, quien se convirtió en nuestro gurú y logró visibilizar internacionalmente a la banda. En todos estos años una larga lista de españoles, bandas locales de Ciudad Real y personalidades como los Goma Espuma, Mariskal Romero (Heavy Rock), Boicot, Celtas Cortos (aparezco brevemente en el video clip que filmaron en la Habana pues le presté a Cifuentes mi Gibson acústica para la filmación), gente de Festimad, de una u otra forma han sido solidarios con Extraño Corazón. Entre 1998 y 2000 pudimos realizar presentaciones por España, invitados primero por Antares Producciones para participar en la 2da edición del LEVANTE MUSIC FESTIVAL (Murcia, 1998, suspendido por una severísima tormenta local el mismo día de presentación) y al siguiente año con METAL NEWS WEB MAGAZINE por la región de Castilla la Mancha (1999-2000) convirtiéndonos en una de las contadas agrupaciones de rock cubano en poner un pie fuera de CUBA y en especial en suelo español.

Un deseo…


En Cuba, poder hacer este año 2019 la segunda parte de nuestra gira nacional NÁUFRAGOS TOUR y por qué no, regresar en algún momento nuevamente a España, hacer una serie de presentaciones y de paso, abrazar y agradecer en persona a tantos y tantos españoles que desinteresadamente han apoyado a la banda durante 26 años. El público español sabe cómo pasarla bien en un concierto, la energía y retroalimentación con vosotros fue una experiencia imborrable.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?


A ver…no creo que “deberían” literalmente hacerlo, más bien aprovecho para invitarlos a escucharnos y descubrirnos. Al ser una banda que ha estado enfocada en cantar en castellano pienso que Extraño Corazón está más cerca del público español de lo que puedan imaginar. Nuestra disquera ha colocado nuestro álbum “Confesiones de un náufrago” en varias plataformas por lo que está accesible. Aprovecho la entrevista para enviarles un fortísimo abrazo a todos los seguidores de MAUTORLAND y desearles que las mejores energías del universo los acompañen Otro abrazo a vosotros y agradecerles la oportunidad de esta entrevista. Mucha suerte para todos a nombre de toda la banda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *