Sunfaia: “Nuestra música es un alegato vitalista”

Llega a Mautorland el eclecticismo de Sunfaia. Aquí está la entrevista que nos concedieron:

Queremos saber de vosotros, habladnos de los comienzos de la banda.

(Jorge) Sunfaia empezó alrededor de 2010, como un proyecto de un grupo de amigos, que habían tocado en otras bandas. En su origen, nuestro objetivo era tratar de mezclar diferentes sonoridades que habían formado parte de nuestra educación musical (Grunge, punk, reggae, funk) en un solo grupo. 

En los primeros años de vida de la banda, nos dedicamos a dar conciertos allá donde podíamos y a marcarnos unas grabaciones DIY bastante molonas que se pueden encontrar en nuestro Bandcamp. 

De aquella época primeriza, quedamos Aitor y yo. Dani entró en 2013 a la banda para sustituir a nuestro primer batería Felipe (un amigo de toda la vida) y ya participó en la grabación de La Resistance. En 2016, tras la marcha de Marcos el guitarrista original, nos encontramos con Santi entre los restos de una nave espacial procedente de Krypton y acompañado únicamente de una guitarra. 

Nuestro empeño es siempre tratar de ofrecer las mejores canciones que podamos hacer, pero con ese mismo espíritu abierto de nuestros inicios, afrontar nuestra música sin complejos estilísticos.

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música?

(Jorge) A nivel de grupo supongo que nuestra ambición es tocar todo lo que se pueda, seguir grabando y haciendo la música que nos gusta y a poder ser que tenga la mayor difusión que sea posible y llegue a la gente adecuada, aquellos que puedan apreciar el tiempo y la dedicación que le ponemos.  

A nivel personal, me conformo con poder seguir tocando muchos años y poder seguir viviendo experiencias como las que me ha ofrecido la música hasta ahora. Soy demasiado mayor para pensar que ahora vamos a ser estrellas del rock. 

(Aitor) Para mí tener un grupo y poder componer canciones me supone una liberación, porque mi cabeza siempre está maquinando algo y a nivel creativo el hacer música de este tipo supone una descarga de ideas, que de otra manera quedarían acumuladas en campo de nadie. Para mí es un acto de creatividad, y por eso lo que que me gustaría es siempre tener fuerzas para seguir componiendo, grabando y tocando, más allá de éxitos comerciales. Mirar atrás y decir, “joder pues ha estado bien”. Pero qué sí, que me gustaría tocar en el Madison Square Garden y petarlo!!

(Santi) Ser capaces de fusionar esos diversos estilos y sonidos que nos rondan la cabeza y conseguir hacerlo con buen gusto, que la gente luego lo escuche y se lleven algo fresco que realmente les guste y sorprenda.  

¿Qué es para vosotros el rock, metal, en definitiva los sonidos distorsionados?

(Jorge) En mi caso, el rock -y la música en general- han sido determinantes en la persona que soy hoy en día. Escuchar lo que tenían que decir bandas como Nirvana, Bad Religion, Deftones o Soundgarden a los 15-16 años tuvo una importancia capital en mis planteamientos vitales, políticos y estéticos.

Sin el rock, supongo que hubiéramos sido unas personas muy diferentes y, probablemente, mucho más aburridas. 

(Santi) Si hablamos del Rock, para mi sería el pilar central y más grueso en torno al cual giran el resto de estilos que también consumo en el día a día, estilos como música electrónica, folk, rap, pop…y un largo etc. 

¿Cómo es la manera de componer en vuestra formación?

(Jorge) Todo empieza con el riff, no? Esa ha sido siempre la clave del rock, creo yo. 

Alguien, ya sea Santi o Aitor o yo mismo, trae un riff molón al local y a partir de ahí surge la magia. Lo bueno que cada uno tiene unos referentes musicales muy diferentes y es en esa sinergia cuando surge la identidad de Sunfaia. Aunque está claro que la voz de Aitor tiene una fuerza y una personalidad única que permea toda nuestra música. 

Al mismo tiempo, aunque a veces alguno de nosotros le podemos inspirar alguna idea, las letras y el aspecto visual de la banda proviene todo de la cabeza loca de Aitor, que es como un humanista del Renacimiento, pero más alto y con el pelo alborotado.

(Aitor) En mi caso, suelo empezar con algo llamativo, casi siempre un encuentro accidental, y lo que suelo hacer es construir primero una base sobre la que montar la melodía de la voz. Suelo grabar en casa ya cosas, ideas más globales que el riff, que guíe la intención del tema, pero en definitiva sí, un riff, una línea vocal suelen ser el detonante. En este disco ha pasado incluso lo contrario, que apartir de empezar un tema en el local, luego grabe algo en casa para volverlo a llevar al local. En definitiva, no tenemos una receta cerrada, aunque sí tenemos ciertas dinámicas.

¿Qué queréis expresar con vuestra música? 

(Jorge) Supongo que Aitor, al escribir las letras, podrá dar una idea más clara de su intención, pero siempre he visto las letras de Sunfaia como un alegato a favor de la identidad individual. Un alegato vitalista, reivindicativo, contrario al borreguismo cultural y sociopolítico en el que nos ha tocado vivir. Para mi es algo muy relacionado con la naturaleza rebelde del rock, levantar la voz y gritar que ya está bien. 

(Aitor) Jorge va por buen camino. Casi siempre tienen un punto de rebeldía, de inconformismo con la sociedad de la que somos parte, sin excluirnos de esa crítica, sin querer dar sermones. Aunque también hay veces que tocan lo personal y lo existencial. Yo intento ser positivo a la hora de escribir, pero pocas veces lo consigo. En Horizonte de Sucesos hay un tema que dedico a mi hija, y realmente creo que es de lo más positivo y vital que he escrito nunca. En general, esta vez he intentado ser más emotivo y menos beligerante.

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones.

(Jorge) Supongo que en esta pregunta es dónde van a surgir las múltiples identidades musicales de Sunfaia, pero creo que Queens of the Stone Age siempre ha sido una gran influencia en nuestra música. 

En nuestra última referencia Horizonte de Sucesos, definitivamente se puede ver que somos muy fans de la música progresiva y la psicodelia (cosas que van desde Pink Floyd hasta el stoner más cavernícola) y eso ha sido parte fundamental del desarrollo del disco. 

Con todo ello, cada uno tenemos gustos muy diferentes: Desde Sam Cooke a Steve Earle, pasando por Pearl Jam, Toots & the Maytals, the Doors, Dream Theater o Mastodon. Supongo que como referencia común solo podemos decir Bertín Osborne, que nos une a todos en su seno.

Habladnos de  vuestro  actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?

(Jorge) Nuestro primer LP La Resistance se grabó en 2015  en los estudios Reno, con Ramiro Nieto (The Right Ons) como productor, fue el resultado de una campaña de Crowdfunding y la experiencia fue magnífica. 

Aún así, con la entrada de Santi en la banda, el sonido que trajo y nuestra propia evolución, fue natural empezar a componer temas nuevos. Este proceso cristalizó en nuestra última y más reciente referencia Horizonte de Sucesos, que grabamos en julio de 2018 en Westline Studios con Juan Blas (Nothink, Minor Empires) a los mandos, y la verdad que yo no podría estar más satisfecho. 

Creo que Juan ha sabido capturar el sonido del directo de la banda y poder compartir la grabación, conviviendo juntos en su casa, ha sido una experiencia que no voy a olvidar. Es un tópico, pero creo que es nuestro trabajo más ambicioso y más fiel a la banda. 

(Aitor) Más que satisfechos. Creo que en general a diferentes niveles hemos conseguido un disco más compacto, más potente, y con un sabor más parecido a lo que realmente suena en directo. Sin desmerecer a La Resistance, que realmente me ha sorprendido gratamente cuando lo he vuelto a escuchar.

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…

(Jorge) Esta es la típica pregunta que los músicos odian, jajajaja. Puedo decirte algunos discos que han sido super importantes en mi vida, pero me dejaría otros miles atrás.

1. Bad Religion: “Stranger than Fiction”. No es su disco más alabado, pero fue el primero que oí y desde entonces siempre ha sido una de mis bandas favoritas tanto a nivel musical como por el mensaje que trasmitían.

2. Soundgarden: “Badmotorfinger”. En mi adolescencia era más fan de Pearl Jam y sobretodo Nirvana (más fáciles de escuchar creo yo), pero según fui creciendo Soundgarden, y este disco en concreto, me abrieron las puertas a sonidos más oscuros y graves.

3. Ottis Redding: “Ottis Blue”. Uno de los mejores discos de Soul de la historia, que no solo de rock vive el hombre. 

(Aitor) Podría coincidir completamente con Jorge pero voy a decir otros tres distintos…

Yield de Pearl Jam

LA Woman de The Doors

Y voy a decir el Villains de los Queens, que es muy reciente en comparación, pero no he parado de escucharlo últimamente.

(Santi)

“Senderos de Traición” de Héroes del Silencio. Siempre me ha tirado mucho la música nacional, y dentro de esta, Héroes fueron una importante referencia. Cuatro discos de estudio (y un rarezas) y cada uno tiene un sonido distinto y característico, todo ello sin perder su esencia. Pero de quedarme con uno, ese es Senderos de Traición, un disco donde la guitarra consigue, sin apenas estar distorsionada, transmitir mucha fuerza. 

“Octavarium” de Dream Theater. Siempre me han gustado los sonidos raros, y en mi época más metalera, creo que Dream Theater fueron los que más variedad encontré a lo largo de su discografía.Concretamente este disco, Octavarium, creo que es el que contiene los temás más… elegantes, podría decirse, de su discografía.  

“The Division Bell” de Pink Floyd. Tal vez Pink Floyd sea la evolución natural y lógica para alguien que poco a poco se va alejando del metal, un metal muy centrado en el progresivo, y que pasa a consumir música más pausada. Volver a los orígenes del progresivo. Y si bien este podría decirse que The Division Bell fué el último disco de estudio de Pink Floyd (sin tener en cuenta The Endless River), para mi es una perfecta referencia de lo que vulgarmente muchos identificamos como “ese sonido espacial”, mucho delay, reverb y sonidos muy atmosféricos.  

¿Qué opináis de las bandas tributo?

(Jorge) No tengo problema con gente que hace tributos a bandas o estilos que le molan. Yo mismo lo he hecho en multitud de ocasiones y participo de una banda tributo al hardcore melódico de los noventa (Comando Tupaturupa presente!). 

Pero creo que en el momento que es la única manera de vivir de la música decentemente para mucha gente, las bandas tributo se convierten en un problema, porque los ayuntamientos les van a contratar, en vez de contratar a bandas con música original; las salas les van a programar porque mueven más gente, gente apartada de los circuitos underground. 

Creo que el problema no son las bandas tributo, es la cultura musical de mierda de este país. Prefiero bandas tributos a traperos hablando mierda sobre las mujeres definitivamente.

(Aitor) A mí me apestan bastante la verdad. Pero sobre todo por la preferencia que tienen en el mundillo sobre las bandas que intentan sacar sus temas originales. Hay un problema de público, de salas y garitos, y también de bandas, por qué no decirlo.

(Santi) A todos nos gusta tocar versiones, tocar nuestras canciones favoritas de nuestras bandas favoritas, pero de ahí a centrar tu actividad musical a repetir lo que otros tuvieron el buen gusto de componer y no esforzarse en crear tu propio material y aprovecharse del trabajo ajeno, principalmente si hablamos de bandas que se limitan a imitar a X banda y encima cobran por ello.

Otro asunto sea que simplemente quieras pasar un buen rato con los colegas en el local tocando versiones o las típicas orquestas de pueblo, al final alguien, tiene que animar el ambiente cuando acaban los pasodobles. De todos modos entiendo que muchos músicos profesionales se vean abocados a este tipo de bandas, vivir de la música es muy complicado, y por desgracia parece que este tipo de bandas de imitación mueven más dinero que grupos con material propio.  

Un deseo… 

(Santi) Que cuando digamos “ensayo hoy a las 22:30 en el local”, estemos todos a las 22:30 con puntualidad británica.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?

(Jorge) Porque es rock honesto, hecho sin prejuicios y con muchas facetas interesantes.  Nuestro disco “Horizonte de Sucesos”, y Sunfaia en general, creemos que aporta una visión original y una interpretación muy personal de un montón de músicas e influencias en las que los lectores de este blog se van a ver representados. 

(Aitor) Porque pueden ser canciones tan pegadizas como las de El Fary jajaja

(Santi) Porque creo que van a escuchar un trabajo bien empastado y compuesto con mimo, y si me lo permitís, con buen gusto, donde van a encontrar mucho contraste entre canciones y a la vez van a ser capaces de apreciar una esencia común que los identifica dentro del mismo trabajo, de la misma intención. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *