Bela Lugosi bajo la mirada de Bauhaus

El personaje de Drácula ha sido sin duda uno de los mitos de terror más llevados a la gran pantalla. La lista de actores que ha encarnado “El Principe de las Tinieblas” es ya larga. Sin duda quien mejor reflejó el aura de elegancia y a la vez demencia que traía consigo el señor de los vampiros fue Bela Lugosi.
Este artista de origen austro-húngaro llevó a las pantallas de cine al legendario chupasangre en el film de Tod Browning “Drácula”, en 1931.

Rápidamente se encasilló y realizó otros film del género como “White Zombie”, o “Scared To Death”. La rivalidad con Boris Karloff fue grande en esa época, Karloff se iba llevando los mejores papeles en las películas de terror de la época, dejando a Lugosi en un segundo plano.

Su carrera no brilló como debía haberlo hecho, una de sus últimas apariciones en el cine fue de la mano del director de películas de serie B, Ed Wood, que era un fanático de la obra de Lugosi. Le rindió un peculiar homenaje en “Plan 9 From Outer Space”.

La leyenda cuenta que llegó a creerse tanto su personaje que sus últimos años los vivió embutido en el traje de Drácula. Sería enterrado con ese mismo traje, pero a petición de su hijo pensando que así lo hubiera querido él.

La fascinación por el actor/personaje llegó a la banda de post-punk Bauhaus, creando uno de los temas más míticos de la historia del rock gótico. Se puede considera a la canción “Bela Lugosi’s Dead” como la pionera en abrir la brecha de la subcultura gótica; todo un himno para los devotos de esta tendencia.

No obtuvo mucha popularidad en la fecha de su lanzamiento, agosto de 1979, ya que se trataba de una canción de más de 9 minutos de duración, y por tanto quedaba excluida automáticamente de ser radiada, y por tanto de entrar en ninguna lista de la época.

Resalta del tema en cuestión que fue grabado en una sola toma en el estudio, en vivo, sin aderezos tecnológicos de ningún tipo. La canción consiguió ese aura de misterio y tintes góticos con unos trucos de producción básica sin más.

El planteamiento de la canción, además de hacer clara referencia a Bela Lugosi, marca los cimientos de la estética gótica, al resaltar los no-muertos, el vampirismo, la vestimenta etc… que serían el santo y seña del post-punk que originó el rock gótico británico de la época.

Bela Lugosi un actor inmortal que gracias a una canción lo es mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *