Lemmy Kilmister y su peculiar manera de tocar el bajo

El que fuera líder de Motörhead, el grandísimo Lemmy Kilmister, no solo representa una de las imágenes más auténticas de la historia del rock/heavy, sino que además musicalmente aportó una manera muy peculiar de tocar su instrumento preferido: el bajo. 

Desde que se unió a Hawkwind, comenzó a tocar el bajo sin conocimiento alguno sobre este instrumento. Lo que sabía Lemmy de música lo había aprendido de tocar la guitarra, y pasó esos conocimientos al bajo, comenzando a tratar el instrumento de una manera muy propia. 

Podemos decir que el volumen fue la seña de identidad de Lemmy a la hora de tocar su instrumento. Si comenzamos por los altavoces, el líder de Motörhead utilizaba un set al que denominaba “No Remorse”, y que estaba compuesto por 2 cabezales diferentes de cada lado, en el izquierdo estaba “Killer”, y el derecho “Murder One”; por si no lo sabíais así llamaron Metallica el tema creado en honor a Lemmy en su último trabajo. 

Kilmister conectaba su amplificador al máximo volumen, un sonido atronador capaz de reventarte la cabeza en un suspiro. Conectaba el bajo al amplificador sin ningún pedal por medio, subiendo todas las pastillas de su Rickenbaker al máximo. En el amplificador hacia lo inverso, bajaba la pastilla de Bass y Treble subiendo la de Midrange y Volumen.

El sonido que emanaba de su bajo se podía confundir perfectamente con el de una guitarra eléctrica. Para diferenciarse de como tocaban otros bajistas, Lemmytocaba acordes y no punteos como los bajista al uso, y además con el máximo volumen antes explicado. 

Tal fue el bien que le hizo Lemmy a la marca Rickenbaker, que la empresa saco una edición en 2000 con su nombre: el modelo 4004LK.

Genio y figura Lemmy. Una manera de tocar el bajo solo al alcance de los genios como él. Una gozada ver de nuevo en este vídeo como explica su manera de aporrear su instrumento:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *