“MTV Unplugged In New York (Nirvana)”, un directo para la historia

A principios de los años 90 la cadena de televisión musical más importante era sin lugar a dudas la MTV. Reventaron la industria musical con la irrupción del videoclip y a todo ello añadieron una serie de directos, catalogados como “Unplugged”, en el que las bandas intepretaban sus hits de manera “desenchufada”, acústicos en su mayoría que intentaban ofrecer una cara más intimista y real de estos músicos.

En 1993 se juntaron dos monstruos de aquella época, por un lado la cadena ya mencionada, y por otro nada más y nada menos que Nirvana. El 18 de noviembre de 1993 quedará marcado en el calendario como un día clave en la historia de la música contemporánea. En los estudios Sony de New York, se presentaron Kurt Cobain, Krist Novoselic, Dave Grohl ol y Pat Smear para crear un directo inolvidable, paso previo al terrible desenlace que ocurriría 5 meses después con el suicido de Kobain.

Nirvana quiso utilizar este directo para hacer todo lo contrario a lo que se venía realizando. En estos “desenchufados”, los artistas lo empleaban para hacer repaso de su carrera e incluir algún que otro tema nuevo. La banda de Cobain escapó de todo esto y no incluyó ningún hit de la formación. A todo ello hay que sumar 6 versiones, 3 de unos desconocidos Meat Puppets con los que acaban de venir de gira, The Vaselines, Ledbelly y el genio de David Bowie.

Nirvana transciende su sonido, lo supera y se muestra como lo que eran realmente: unos músicos excelentes. Sintomático es ver como la batería de Dave Grohl se dulcificó para crear un sonido intimista y acorde con lo que iba a acontecer.

La batería de Grohl trajo de cabeza sobre todo a Cobain. No le gustaba como estaba a tocando, no quería que sonara fuerte, al final un cambio de baquetas y un kit más reducido satisfizo al líder de Nirvana.

Podríamos resaltar múltiples curiosidades que se dieron en esta directo. Por un lado, podemos reseñar que en 2007 se publicó una edición en DVD de este unplugged con dos canciones inéditas “Oh, Me” y “Something In The Way”.
También encontramos en la versión inédita publicada errores en la interpretación de algún tema como en “Lake Of Fire”.

Al terminar de tocar “Pennyroyal Tea”, Kurt comentó que no querían tocar estas dos canciones seguidas por que son exactamente lo mismo, en referencia a “Dumb” y “Polly”.

Es de destacar lo llamativo que fue ver tocar a Krist el acordeón en el tema “Jesus Doesn’t Want Me For A Sunbeam”, con Dave tocando el bajo al mismo tiempo.

La importancia de esta grabación es máxima sobre todo por el momento en el que se encontraba la banda. Todo era muy caótico en la vida de Cobain en esos momentos. El músico ya empezaba a verse superado por la fama y a empezar a involucionar hasta llegar al fatal desenlace que desembocó en us muerte. Como algo premonitorio pidió que la escenografía del show estuviera repleta de velas y flores amarillas, todo muy parecido a un rito funerario.

El ambiente que se respiraba era denso, como litúrgico. Los gestos, movimientos de los músicos denotaba una mezcla de confort y malestar. Algo así se pudo vislumbrar en el tema “Penny Royal Tea”, en donde Kobain pidió expresamente tocar solo, sin acompañamiento de Dave a la batería. Al terminar el tema Dave lo felicita a Kobain, y el líder de Nirvana le dijo que se callara.

Dentro de lo estrictamente musical debemos destacar las interpretaciones de temas como “The Man Who Sold The World”, una mirada a Bowie sobresaliente que le dio una nueva vida a este tema. También nos quedamos con “All Apologies” tema en ese momento poco conocido, se acababa de lanzar “In Utero” y todavía no había alcanzado la trascendencia que llegó a conseguir. Por último nos detendremos en el cover de  Leadbelly “Where_Did_You_Sleep_Last_Night?”,  una versión que tenía una gran importancia en la vida de Kobain, ya que la había versionado previamente con Mark Lanegan y sencillamente la adoraba. En una interpretación magistral Kobain se desgarra y canta como nunca. Neil Young llegó a decir que era un hombre lobo aullando al cantar este tema.

El show terminó, la banda se retiró no sin antes ser requerida por los ejecutivos de la MTV para que Cobain interpretara como bis algún hit, cosa que nunca ocurrió.

El álbum se publicó en noviembre de 1994, el 5 de abril de ese mismo año fallecía Kurt Cobain. Se coronó en el nº 1 del Billboard automáticamente.
Paradojas de la vida, este directo con proyección meramente comercial, se convirtió en una joya de culto para los seguidores de Nirvana. El espíritu fuera del mainstream que tantos profesaba la banda de Seattle consiguió aquí su epitafio perfecto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *