33 Vueltas Para La Revolución: «Rock ‘n’ Roll Animal» Lou Reed

Años antes llamó mi atención su famoso “walk on the wild side” pero no pasaba de ahí. Hasta que llegó su directo ”rock & roll animal” en el que ya se empezaba a hablar de otro modo, con las guitarras distorsionadas mandando sobre las canciones. Nunca me pareció un tipo simpático ni en sus entrevistas ni en sus fotos. A su favor hay que decir que nunca se dejó llevar por modas, estilos o influencias. Aguantó con sus ideas hasta el final. Aquí grabó joyas ayudado por dos de los guitarristas que más me han emocionado en toda mi vida Dick Wagner y Seteve Hunter. Dos genios de las guitarras que supieron dar a Reed ese toque de “caña” que para mi gusto siempre le faltó hasta entonces.  Para algunos una blasfemia esto que acabo de decir. Cuestión de gustos lo llamo yo. Cinco únicas canciones para un disco en directo. Canciones en su mayoría de su antigua banda “Velvet Underground”. Escuchar la maravillosa intro de “Sweet Jane” con Steve y Dick constestándose a base de melodías guitarreras para acabar explotando en la canción propiamente dicha con una entrada que pocos directos han conseguido igualar. Pan comido para Lou Reed saltar al escenario después de eso y comérselo todo. Steve y Dick trabajaron también en las mejores composiciones de Alice Cooper, eran sus dos manos derechas en muchos de sus trabajos, especialmente en su “Welcome to my Nigthmare”. A destacar también en este r&R animal el tema “Heroin” donde lejos de seguir un tempo marcado,  dejaba cabalgar a la canción a ritmo de chute, de jeringuilla desbocada, de cambios de amor-odio con el vicio que en mas de una ocasión estuvo a punto de costarle la vida. Letras sobre violencia, drogadicción, lo más oscuro de la calle. Adelantándose en ese sentido a la ola punk que llegaría años después. Cuando todos eran hippies él se acercaba a ellos, pero vestido de cuero negro y con los ojos pintados, puro glam rock.

Pero si hay algo que marcó un antes y un después en mi vida musical fue la canción que cerraba el disco : rock & roll. Es el manual perfecto de cómo hay que tocar la guitarra a mi modo de ver. Dos guitarras dando una lección de cómo compenetrase la una con la otra. Haciendo cosas distintas pero sin pisarse ni molestarse. Alternando voz con maravillosos solos tan cantables como la melodía principal. Y en medio de la canción el solo ( nunca sabré si fue de Warner o de Hunter, me da igual) más solo de la historia. Un largo riff adornado con un pedal phaser con todos, público, músicos, el propio Reed en silencio admirando esa genialidad. Hasta que el público rompe en aplausos mas que merecidos.

 Y en mi casa, con mi primera guitarra eléctrica, marca Maya con un amplificador marca Baby yo intentaba reproducirlo una y otra vez durante horas para “recocijo” de mis vecinos. 

Conclusión: Dick Wagner y Steve Hunter eran el rock&roll, yo era el animal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *