Todo el mundo critica a Metallica, pero cuando vienen a nuestro país…

La verdad es que deberíamos quitarnos las caretas de una vez por todas. Esto es lo que hay. Nos pasamos todo el santo día en las redes sociales criticando a los grandes grupos, los precios de las entradas, que no se apoya a las bandas etc… pero cuando Metallica enseña la patita, se nos olvida todo y llenamos los recintos que hagan falta y al precio que haga falta. 

Esto es lo que tenemos en nuestro país, una pequeña, pequeñísima parte de los rockeros de nuestro país, le interesa lo que se cuece en la piel de toro; a la gran mayoría lo que le gusta son los grupos de siempre y poco más. 

Esta es la realidad de nuestro país, dejaos de bobadas. Está muy bien decir en redes que no se apoya a los de aquí, que esas bandas que ahora son grandes fueron en su tiempo emergentes etc… todo papel mojado. 

Cuando subes una noticia de Metallica, AC/DC o IronMaiden a la web, las entradas se multiplican por 10. Si subes algo nacional, es un desastre, muy poca gente lo lee. 

Con todo esto no quiero criticar a nadie, solo quiero mostrar la realidad. Me molestan los falsos golpes de pecho, y luego a la hora de la verdad, cuando hay que hacer colla, y apoyar la escena, nada de nada, el vacío más absoluto. 

Si seguimos así en 20 años no habrá nada, no existirá un relevo generacional. Nos movemos continuamente en la nostalgia, en lo conocido. Somos un reflejo de lo que es nuestra sociedad: conservadores hasta las trancas. 

Todos tenemos parte de culpa en esta movida. Desde laspropias bandas emergentes que en algunos casos son poco profesionales, pasando por los medios que perdemos el culo por poner cosas de las grandes bandas,  y así conseguir que nos lean más, hasta acabar con el público que se mueve por lo comercial y lo ya conocido. 

Por cierto con respecto a Metallica. Los de San Francisco son una banda mainstream a todos los niveles, ya no son esa banda underground, que se movía dentro del thrashmetal como pez en el agua; son algo más. Olvidaos al ir a un concierto de ellos de presenciar un ambiente metalero o under, ya son parte de la industria comercial y de entretenimiento a nivel mundial, y los pijos, posers y demás son consumidores de su música y productos. 

Para terminar esta chapa. No pretendo pontificar nada, solo que es necesario para que una sociedad evolucione que nos miremos de vez en cuando al espejo, y nos digamos la verdad sin caretas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *