Bide Bakarra: “Son bastantes los pensamientos y sensaciones que tratamos de expresar con lo que hacemos”

Entrevistamos a Bide Bakarra, una banda que dará mucho que hablar en no mucho tiempo.

-Queremos saber de vosotros, habladnos de los comienzos de la banda…

Buenas, somos Bide Bakarra, un grupo de amigos de muy distintas generaciones creado en Estella-Lizarra en el año 2010.

En un principio, el grupo lo formamos Harkaitz Adrian (voz), Viñarás (voz), Salsamendi (batería), Txasko (bajo), Mitxel y Lage (guitarras). Más adelante, tras sacar a la calle nuestro primer trabajo (Dictaminar-Dinamizar-Dinamitar, 2012) Harkaitz decidió no seguir adelante con el proyecto y en 2015 conocimos a Aritza (voz) y Ion (DJ), formando así el equipo actual.

Yo (Viñarás) entré al grupo con 15 años, los demás miembros me sacaban entre 3 y 10 años, así que tuvieron que apadrinarme y encargarse de mi “educación” musical, aunque ese espacio pronto quedó desbordado y pasó a ser una escuela o forma de vida.

Hubo una época maravillosa en la que cambiaba las salidas al río en bicicleta o los primeros cigarros con mis amigos por findes completos de carretera y rock and roll. Recuerdo que había muchos grupos y espectadores que la flipaban viendo lo pipiolo que era, pero yo me sentía en mi salsa y jamás me he sentido fuera de lugar.

Creo que soy afortunado por ello, siempre me lo he tomado con seriedad y nunca se me ha ido la cabeza, algo que suele ser habitual en chavales de tan corta edad y más cuando no tienen maestros como los que yo he tenido, naturales, directos y con los pies en la tierra (al menos entre semana).

-¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música?

Creo que todo lo que quisimos conseguir en su día ya lo hemos hecho. Hemos compartido escenario con grupos que han sido referentes desde críos (Koma, Su Ta Gar, Berri Txarrak, Flitter… por poner algunos ejemplos), hemos conocido gente y grupos que se han convertido en amigos y familia, hemos hecho canciones que nos llenan y nos parecen autenticos bombazos, hemos dado directos muy salvajes a los que ha venido a vernos hasta el apuntador, hemos salido de nuestro pueblo a tocar y a disfrutar de fines de semana en familia, hemos logrado el reconocimiento de mucha gente del mundillo que disfruta con lo que hacemos y no hemos hecho un puto duro, lo que quiere decir que lo hemos hecho porque hemos querido, que ni nos deben, ni debemos nada nadie y que no nos hemos vuelto más tontos de lo que ya eramos (algo que suele correlacionar positivamente con el dinerito).

-¿Qué es para vosotros el rock, en definitiva los sonidos distorsionados?

Para mí, el rock es esperar. Esperar a llegar a los sitios donde hay que tocar, esperar a hacer la prueba de sonido, esperar a que te den de cenar, esperar a que empiece el directo, esperar a que te dejen meter la furgo para cargar el equipo, esperar la llegada a casa y esperar a que te llamen pa otra, más gorda si puede ser.

Yo me quedo con todo lo que se hace y se conoce mientras se espera, con los viajes, con la buena y mala gente y sobretodo, con todo lo que se suelta en un directo. Creo que no hay nada comparable a la sensación de subirse a un escenario, la libertad de volverte loco sin que te importe como o quien te juzgue. A parte de esperar, eso es un poco el rockandroll, la seguridad de saber que estas haciendo algo que te llena y a la mierda el resto, al menos hasta bajar del escenario…

-¿Cómo es la manera de componer de vuestra formación?

Nunca hemos tenido una formula fija, aunque si que es cierto que últimamente son Salsamendi, Txasko y Lage los que se meten en el local y sacan el material crudo que luego los demás vamos aderezando. No hay nada fijo y todos podemos dar una idea de lo que puede sonarnos mejor o de lo que puede quedar mejor en cada caso.

Yo siempre he tenido facilidad para improvisar y suelo balbucear fonemas que luego convierto en letras en la soledad y tranquilidad de mi casa, igual que Aritza, ambos nos tomamos con seriedad y calma la tarea de escribir.

-¿Qué queréis expresar con vuestra música?

Son bastantes los pensamientos y sensaciones que tratamos de expresar con lo que hacemos, dependiendo del momento y del estado de ánimo.

Creo que en el anterior disco nos centramos más en cuestiones sociales y políticas, venimos de donde venimos y nos hemos criado mamando esto. Hemos visto como el abuso policial se cebaba con amigos cercanos, como han desalojado gaztetxes que han sido como hogares para nosotros o como familiares nuestros han vivido situaciones lamentables por pensar como piensan y no callarse ante diversas injusticias.

En este nuevo disco no dejamos atrás estos temas, pero creo que el trato que le hemos dado ha sido algo más sutil. También, a través de la lírica, hemos intentado plasmar cuestiones más existenciales, temas que son clásicos en toda cultura humana, que nos llegan a todos y a los que no es fácil poner palabras y en general nos ha salido un trabajo más oscuro y pesado. Hemos tocado tópicos como el memento mori (en torno al que giran buena parte de los temas como La Muerte, Solo o la versiones de Historia triste y Yer Blues y representado por la figura de la mosca que aparece en el disco), las fatales consecuencias de los conflictos bélicos (Humo y Lágrimas) o la disolución del individuo (Backheia, Ser o no Ser).

Pero tampoco nos hemos olvidado de cantarle al buen rollo y al pasotismo que nos definen a nivel personal, como muestran los temas Deja de Molestar o Paranoia Púrpura, que ayudan a digerir el cóctel de lágrimas que hemos presentado a primera vista (el buen entendedor verá que este disco tiene menos pesimismo del que aparenta).

-Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras canciones

En lo que a mí respecta, que es la escritura, no hay ninguna banda en la que me fije a la hora de hacer las letras. Realmente escucho muy poca música del estilo que hacemos los Bide, por no decir que no escucho nada del palo.

Llevo escribiendo desde muy joven y siempre he sentido una fuerte pasión por la lectura, de ahí que mis referentes a la hora de escribir canciones realmente sean poetas como Leopoldo María Panero (el verso que se repite en bucle en el tema/intro que abre el disco, se lo debemos a él), Baudelaire, Ezra Pound, Alejandra Pizarnik, Shakespeare, Cavafis, Poe o Emily Dickinson, por mencionar algunos.

-Habladnos de vuestro actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?

Creo que nos ha salido un disco compacto, que suena bien gordo, que tiene letras decentes (siempre pueden mejorarse, en especial las que son responsabilidad mía), con unas colaboraciones de auténtico lujo como Moisés No Duerme, Siroco Blue, Pepi Kapowski y Mikel Lasa, y cuya maquetación es una maravilla (muchas gracias a nuestro compadre Adam Kozi).

-Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…

Es complicado quedarse con tres discos con la cantidad de música que existe y que nos acompaña en nuestra vida, pero si es una cuestión de imaginación, creo que no podría imaginarme mi vida (sobre todo la pasada) sin el A Contratiempo de Chicho Sánchez Ferlosio, el Ego Death de The Internet y el 1971 de Rafa Berrio.

-¿Qué opináis de las bandas tributo?

No tengo una opinión formada al respecto y no es un tema que me preocupe, sinceramente. Lo que más valoro es gritar en público lo que he pensado en privado y no hay músico que me parezca un semidios como para imitar su conducta, menos aún para hacerlo con la forma y el contenido de lo que dice a la hora de cantar, pero no me creo mejor músico (ni siquiera me creo músico), ni creo que tenga más mérito que alguien que lo hace, tu mismo con tu mecanismo.

De todas formas, creo que fijar la atención en las bandas es situar las carretas delante de los bueyes, la nostalgia puede ser un negocio y ellos responden a una demanda, no la generan. Si entiendes la música como una industria, la lección de economía es de primero de bachillerato y si quieres hacer dinero de esta forma, que te vaya bien, Miss Carrusel.

-Un deseo…

Salud física y mental y que podamos seguir haciendo esto al nivel y con la regularidad que sea, pero que sea.

-Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?

No hay deber en ello, salvo el deber de que sean libres y que desde su libertad elijan (si quieren) escucharnos (o no hacerlo).

One Reply to “Bide Bakarra: “Son bastantes los pensamientos y sensaciones que tratamos de expresar con lo que hacemos””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *