Historias Bizarras: ¿AC/DC neofascistas? ¿Black Sabbath violentos? Así lo creía la censura en la URSS

Madre mía la censura. Esa divertida actividad realizada por los que detentan el poder, para recortar libertades y no dejar a la gente pensar por sí mismas. 

En la actualidad bajos los sistemas supuestamente democráticos todavía la padecemos, si bien con sordina, con paños calientes, pero sigue ahí… si no que se lo digan a Soziedad Alkoholica en nuestro país. 

Pero cuando la censura campa a sus anchas en sin lugar a dudas bajo regímenes totalitarios. Ahí el censor hace su agosto y corta con la tijera todo lo que le sale de las pelotas y más. En nuestro país durante 40 años de dictadura franquista se pusieron las botas, y también en el llamado “Telón de Acero”, durante la dictadura comunista en la URSS se cometieron similares desmanes. 

Un ejemplo de todo ello, es una lista que se filtró hace años en la prensa, en la que se podía ver como la censura soviética había elaborado un curioso censo denominado: “Lista aproximada de grupos musicales y artistas extranjeros cuyos repertorios incluyen composiciones nocivas”.  

Este bonito listado realizado por Komsomol en 1985, algo así como las juventudes del Partido Comunista de la URSS, metía en el mismo saco a multitud de artistas, sobre todo del rock y metal, adjetivándolos de diferentes maneras según creían ellos significaban sus letras y músicas. Así lo descubre el libro del catedrático de la universidad de Berkley Alexei Yurchark, en su libro “Everything Was ForeverUntil It Was No more

Por un lado estaban los neofascistas encabezados por AC/DC, Julio Iglesias!!, o Sparks Sparks. Por otro lado se situaban los violentos, con Black Sabbath como líderes absolutos de la clasificación, junto a Alice Cooper, Scorpions, Nazareth, Iron Maiden etc… 

Otro grupo fuerte era el violento pero punkarra, ahí estaban bandas como Sex Pistols, Madness, Strangers, Ramones etc… 

Hemos flipado al ver a Van Halen como representante de propaganda “antisoviética”, para mear y no echar gota…

Y ojito con Pink Floyd que interferían en la política exterior de la URSS en su conflicto en Afganistán. 

La bomba eran los Judas Priest que directamente los consideraban “anticomunistas” y racistas, no quiero pensar que hubieran hecho de saber que Rob Halford era gay. 

Aquí os dejamos un extracto de la famosa lista, que nos demuestra una vez más como lo dictatorial suele ir unido con la ignorancia más supina, y la degradación más absoluta del ser humano…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *