No me gustaría ver otra reunión de Héroes del Silencio

Asistimos de nuevo al enésimo culebrón sobre el supuesto regreso de Héroes del Silencio. La prensa nos hacemos eco enseguida de este tipo de noticias; los rumores venden mucho. Pero no matemos al mensajero, quién únicamente tiene la culpa de estos nuevos rumores son los propios artistas en muchas ocasiones.

Como todos sabréis hace unas semanas Joaquín Cardiel, bajista de Héroes del Silencio, dejó caer la posibilidad de una vuelta del grupo maño, en el programa de TVE Un país para escucharlo. A partir de ahí las especulaciones y rumores salieron a la palestra. Llegó a los medios la noticia de que Bunbury había comentado en México, en el marco del festival Viva Latino, que vería con buenos ojos este regreso. Después en una serie de tweets en la página oficial de Twitter de Bunbury parecía enfriar la cosa. 

Me quiero poner en el pellejo de Bunbury. Hacía él siempre van las miradas y preguntas sobre el posible regreso de la banda. Bunbury dejó Héroes del Silencio para emprender una carrera en solitario. Hizo algo titánico, descender de la cima del éxito, para tocar fondo y desde ahí hacer una carrera solvente, firme y exitosa. Nadie daba un duro por él en sus primeros discos en solitario, solo una fe en sus posibilidades a prueba de bombas y mucho trabajo dio como fruto el éxito. 

Sinceramente Bunbury es el que más tiene que perder con esta supuesta nueva reunión. Ha podido en solitario ser una estrella del rock, sin ayuda de nadie. Salvo por la pasta, que no creo que le haga mucha falta, poco más puede invitarle el volver. Si lo hace, pues perfecto, pero si no, creo que es un flaco favor el que se le haceinterpelándole continuamente sobre este nuevo regreso. 

Volvieron en 2007, estuvo bien, pero todo olía a pasar página, a recordar viejos laureles y poco más. Ya no eran Héroes del Silencio, eran Bunbury y Héroes del Silencio. La figura del vocalista ya era tan grande como la banda. Algo así le pasó a Sting, cuando hizo el tour de regreso junto a The Police. 

Se hace pesado y aburrido, ver como en cada entrevista que le hacen a Bunbury tiene que contestar siempre la misma pregunta sobre Héroes. Ahora mismo está promocionando un álbum en directo, y creo que no le hará mucha gracia volver a las andadas.

Vivimos continuamente en la nostalgia, en el revival infinito. El pasado estuvo bien para muchas cosas, pero mirar hacia adelante suele ser un ejercicio sanador y catártico. 

Creo por otra parte que los artistas deberían no ser ellos mismos los que levanten rumores, si no se sabe a ciencia cierta lo que va a ocurrir. A mi entender Cardiel no estuvo muy acertado contestando que la posibilidad estaba cerca, si realmente no lo estaba. Levantar esta polvareda no beneficia a nadie, solo a crear más confusión. 

Yo lo dejaría todo como está. No volvería a reverdecer de nuevo viejos laureles con Héroes del Silencio, esto ya se hizo en 2007; salvo claro está que quieran hacer más discos, cosa que me parece algo improbable. 

El tiempo nos dirá en que acaba todo esto. Pero sin duda lo primero que creo que se debe respetar es la imponente carrera en solitario de Bunbury. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *