Luback: “Tenemos un gran respeto por la música, y tenemos una forma muy personal de cuidarla, de entregarnos a ella”

Foto: Miguel Salvatierra


Os mostramos la entrevista que le hicimos a los rockeros Luback:

Queremos saber de vosotros, habladnos de los comienzos de la banda..


Pues todo empezó cuando Yago (teclista) y Cristian (voz y guitarra) se conocieron tocando en un grupo, allá por el 93… Mucho tiempo, sí. Aquel grupo se disolvió alrededor de 2003 y aún tuvieron que pasar unos añitos más hasta que empezaron a tocar ellos dos juntos, por su cuenta, por pasarlo bien y echar el ratillo… No lo hacían muy a menudo, pasaban meses entre sesión y sesión, pero fue suficiente para que al final, en 2011, decidieran formar una banda. A partir de ahí, lo complicado fue ir dando con la gente adecuada.

¿Cómo estáis viviendo la pandemia?


Resumiendo: con mucha suerte. Tenemos muchos problemas e impedimentos, como todo el mundo, pero hemos podido grabar disco, grabar videoclip, ir sacando singles, dar algunos bolos… Somos muy afortunados. Pero eso no quita para que nos muramos de pena por todo lo que está pasando a nuestro alrededor. Está siendo devastador a muchos niveles.

¿Qué queréis conseguir en el mundo de la música?


Que nos vaya lo suficientemente bien como para poder dedicarnos a ello sin perder dinero, y pudiendo permitirnos hacer las cosas a nuestra manera, sin imposiciones de nadie. Tenemos un gran respeto por la música, y tenemos una forma muy personal de «cuidarla», de entregarnos a ella. Si no pudiésemos ser nosotros mismos en ese sentido, esto no merecería la pena.

¿Qué es para vosotros el rock, metal, en definitiva los sonidos distorsionados?


Es una parte muy importante de la expresividad musical que hemos mamado toda la vida. Nos gustan muchas cosas, incluyendo la parte más pura y orgánica en ese sentido, sonidos muy naturales y muy acústicos… Pero necesitamos sacar otra energía de vez en cuando y dar cera, ensuciar un poco todo… Es como si eso nos mantuviera más vivos.

¿Cómo es la manera de componer en vuestra formación?


No es siempre igual, va cambiando. Durante bastante tiempo consistió en que uno trajera un tema al local con letra y música, y a partir de ahí nos poníamos a montarlo entre todos. Surgían arreglos y variaciones de todo tipo hasta que el resultado final nos convencía y nos sentíamos identificados. Todos producimos, de un modo u otro. Pero en este último disco hay temas con música de uno y letra de otro, y vueltas de rosca en el enfoque de este tema o aquel… Ha habido transformaciones grandes en los procesos creativos, Además, improvisamos a menudo en el local, y de ahí están empezando a salir cosas muy interesantes.

¿Qué queréis expresar con vuestra música?


Depende, de todo. Buenrollismo, profundidad, emoción… Cada tema es un mundo. Quizá sea cierto que, en general, procuramos que haya algo de fondo que te haga pensar, que no sean temáticas vacías. Pensamos mucho en todo lo que está mal a nuestro alrededor, cerca de nuestras vidas y no tan cerca, y eso se refleja en lo que hacemos. Aunque, de vez en cuando, un poco de absurdez o desparrame también son muy necesarios.

Decidnos una banda que os sirva de referencia en vuestras creaciones.


¿Una sola? Muuuy difícil… pero bueno, ahora mismo nos viene Tedeschi-Trucks Band. La instrumentación es una pasada, la guitarra de Derek es increíble, la voz de Susan es una maravilla, los vientos, las bases, los coros… Todo es una pasada. Transmiten muchísimo y hay una calidad envolviendo cada tema fuera de lo normal. Además, el concepto de jam-band es muy importante para Luback. Cuidar los detalles y que, al mismo tiempo, se respire libertad, momentos de dejarse llevar… Tienen un directo brutal. Ojalá algún día estemos al 1% de lo que ellos hacen.

Habladnos de vuestro actual material publicado ¿satisfechos con el resultado?


¡Mucho! Gracias a la avalancha de apoyos en el crowdfunding, pudimos grabar en Metropol, un estudio espectacular, y todo ha salido muy bien. El sonido y el alma de lo que queríamos hacer han quedado plasmados de una forma muy difícil de mejorar. Y, a pesar de ser un disco muy variado, hemos conseguido que transmita nuestra personalidad. Eso era lo más difícil, pero creemos que se ha conseguido.

Tres discos sin los que no podríais imaginar la vida…


Jar Of Lies, de Alice in Chains
Led Zeppelin III
461 Ocean Boulevard, de Eric Clapton
Y lo mismo, pondríamos 300 discos más…

¿Qué opináis de las bandas tributo?


Aquí, sintiéndolo mucho, no nos vamos a mojar. Depende de la banda, de a quién se esté haciendo tributo y de cómo lo hagan (no solo de bien o de mal, sino de la forma, del respeto y de la idea con que se hace).

Un deseo…


Aunque lo oiréis a diario, QUE VUELVA LA MÚSICA EN DIRECTO COMO SIEMPRE FUE… CUANTO ANTES.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar vuestra música?


Les diríamos lo que responde Woody Harrelson en la peli «Asesinos natos» cuando le preguntan «¿Por qué matáis a gente?», que es: «Tú preguntas por qué, y yo pregunto: ¿por qué no?».
No, ahora en serio… Hay mucho amor ahí, y es lo suficientemente variado como para que la probabilidad de que encuentres algo que te guste sea más alta de lo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *